El acuerdo de Castilla y León, Galicia y Portugal captará fondos europeos

Anuncio. Las tres comunidades suscriben un convenio para crear una macrorregión que les permita ser más fuertes en cooperación transfronteriza de cara a la UE, en la que ya han dejado de ser Objetivo 1
ical / valladolid

Las comunidades de Castilla y León y de Galicia constituirán una macrorregión con la Región Norte de Portugal para avanzar y ser “más fuertes” en la cooperación transfronteriza y buscar nuevas vías para captar fondos en la Unión Europea, donde está abierta la negociación de un nuevo marco financiero.

Esta iniciativa es la primera acción de desarrollo del convenio de colaboración, que abarca a 23 materias, firmado el pasado mes de enero entre los presidentes de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez-Feijoo, según detallaron los consejeros competentes en Presidencia de ambos gobiernos, José Antonio de Santiago-Juárez y Alfonso Rueda, al término de la reunión en Valladolid.

De Santiago-Juárez y Rueda explicaron que la fórmula de eurorregión –una de ellas es la que tiene Galicia con la Región Norte– está superada y las instituciones europeas recomiendan la constitución de alianzas más amplias de cooperación transfronteriza.

Una vez que las autoridades de Portugal han aceptado esta propuesta, las regiones trabajarán en cerrar los “flecos” del convenio que presentarán y firmarán, previsiblemente en la primera quincena de julio, los presidentes de Castilla y León y de Galicia. “Los fondos de infraestructuras se terminan y hay que incidir en otros servicios y buscar nuevas plataformas a las ahora vigentes”, explicó el consejero gallego, que visitó la semana pasada la capital comunitaria, Bruselas, y recibió la recomendación de “arbitrar” y trabajar en nuevas vías de cooperación transfronteriza y para captar nuevos fondos europeos.

Castilla y León abandonó en 2007 el régimen de Objetivo 1 de la Unión Europea y Galicia lo hará en 2014, pero ambas precisan de las ayudas de Europa para el desarrollo de sus proyectos, precisó Rueda, quien recalcó que se trata de ser “más fuertes” en la cooperación con las regiones vecinas, en este caso de Portugal, y de ampliar el “campo de oportunidades”.

Por su parte, De Santiago-Juárez se refirió a la fórmula novedosa de esta colaboración, en la que se plasmará un acuerdo político para la creación de esta estructura entre las tres regiones, y explicó que, en su seno, se crearán unos grupos de trabajo para el diseño y proyectos y para conseguir fondos europeos para ellos. Las líneas de trabajo serán la industria de la automoción, potente en Castilla y León y en Galicia; la educación y universidades, con la previsión de crear un espacio de excelencia universitaria; el impulso de la movilidad laboral; el medio ambiente y la lucha contra incendios forestales; la cultura y el turismo y la protección civil y seguridad.

En cada línea temática se constituirá un grupo de trabajo para los que se invitará a los agentes sociales. También se creará una comisión de seguimiento de la macrorregión, cuyo nombre podría ser ‘Noroeste Ibérico’.

La cooperación transfronteriza se recoge en el convenio de enero de 2010 para el impulso y para obtener un mayor valor añadido de la colaboración entre los territorios de Castilla y León, Galicia y el Norte de Portugal, regiones que tienen, desde hace años, mecanismos y líneas de colaboración.