El actor Juan Echanove y el Restaurante Ojeda de Burgos reciben los Premios Maestre 2012

Juan Echanove y Luis Ojeda observan a dos cocineros de la Escuela Internacional. / Fotos: BORIS GARCÍA

El actor se llevó el galardón por su “difusión de los valores gastronómicos y los productos agroalimentarios” y la casa de comidas por cumplir cien años.

Hubo que esperar más de lo debido por cuestiones de organización, pero el actor Juan Echanove y el Restaurante Ojeda de Burgos por fin pudieron recoger este lunes los Premios Maestre 2012 en la Escuela Internacional de la Cocina de Valladolid. Unos galardones que, en el caso del actor premia su “difusión de los valores gastronómicos y productos agroalimentarios” de Castilla y León por programas como ‘Un país para comérselo’, y en el del lugar del comedor, el hecho de llevar cien años haciendo las delicias de sus comensales.

 

Efectivamente, los Premios Maestre deberían haberse entregado el año pasado, pero como se dejó patente antes de comenzar un acto en el que estuvieron presentes el alcalde Javier León de la Riva, la concejala Mercedes Cantalapiedra, o el director general de Turismo Javier Ramírez, fue completamente imposible hasta el momento.

 

Aún así, quedó patente tanto por parte de Echanove como de Luis Ojeda, actual dueño del restaurante y nieto de Félix Ojeda, el fundador, que lo bueno se hace esperar, como la comida, sin ir más lejos. “Es una gozada pasear por las aulas de esta Escuela y ver los hornos, el vapor, la gente. Ver que se está aguantando el temporal y que la gastronomía de aquí sigue siendo de las más representativas del país, e incluso del mundo”, comenzó el actor.

 

Echanove, famoso en la actualidad por su papel de Miguel en la serie ‘Cuéntame’, quiso recodar también su paso hace unos años por el ganador del otro premio, el Restaurante Ojeda. “Lo recuerdo perfectamente. Hice un viaje a Bilbao con mi padre y paramos allí. Jamás olvidaré aquella morcilla que comimos, representación de la gastronomía burgalesa”.

 

 

Por su parte, Luis Ojeda destacó la importancia de tener la casa de comidas en la región en la que se encuentra. “Los productos de nuestra tierra, contar con la denominación de Tierra de Sabor, tener tanta calidad... Es esencial para poder recibir un premio así, que me siento contentísimo de que me lo puedan dar unos colegas de profesión. Aún así, sin el trabajo de mis padres y abuelos, sobre todo de mi abuela Casilda, hubiera sido imposible”.

 

Y es que como queda a ojos vista, no se trata de unos premios cualquiera. El mítico Mesón de Cándido en Segovia y Luis del Olmo fueron los elegidos como triunfadores de la anterior edición, en 2011. Poco que decir de tan emblemáticos restaurante y periodista de Castilla y León.

 

“Juan Echanove y el Restaurante Ojeda son el espejo perfecto de una larga trayectoria y un compromiso, un milagro de la gastronomía que seguimos disfrutando en la comunidad autónoma, dijo el director general de Turismo, Javier Ramírez. Y es que si de algo saben bien los castellanos y leoneses, es del buen comer.