El abulense José Luis Resco, víctima de ETA, recibe el título de 'Hijo Adoptivo' de la ciudad de Segovia

El agente de la Guardia Civil José Luis Resco Prieto, herido de gravedad durante un enfrentamiento con integrantes de ETA en agosto de 1991, ha recibido este lunes de manos de la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, el título de 'Hijo Adoptivo' de la ciudad.

La concesión, propuesta por el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia, Fernando Gil, fue acordada por el Pleno el 27 de junio del pasado año con el voto a favor unánime de toda la corporación.

 

Resco Prieto, nacido en Ávila, reside en la actualidad en el  barrio de Nueva Segovia. Entre los años 1983 y 1987 desempeñó su labor en la Comandancia segoviana, tras lo cual fue destinado al Grupo Antiterrorista Rural. El 17 de agosto de 1991, en una intervención en Guipúzcoa, fue herido de gravedad como consecuencia de un impacto de bala, lo que le ocasionó una paraplejia.

 

Luquero ha señalado que con su "valiente acción" en acto de servicio el nuevo Hijo Adoptivo de Segovia "pagó con su integridad física" la desarticulación de un comando terrorista con una amplia trayectoria criminal de la historia de ETA.

 

"Hablar de José Luis y la acción que le provocó la parálisis nos lleva a uno de los capítulos más negros de nuestra historia reciente y al valor de muchos hombres y mujeres al defender nuestro Estado de Derecho, nuestra democracia y la convivencia pacífica de nuestra sociedad de los ataques de la sinrazón terrorista", ha señalado durante su intervención.

 

Recordando las palabras del presidente Manuel Azaña, ha manifestado que "la libertad no hace felices a los hombres sino que los hace, sencillamente, hombres", y ha subrayado, esta vez en alusión a afirmaciones del que fuera presidente de Estados Unidos Thomas Jefferson, que la "eterna vigilancia es el precio de la libertad".

 

"Sin seguridad no hay libertad y son los hombres y mujeres que integran las fuerzas de seguridad quienes la garantizan, quienes la hacen posible. José Luis, como víctima del terrorismo, encarna, la libertad, la seguridad y los valores de la sociedad frente a la barbarie terrorista, y dignifica la profesión del Guardia Civil y la prestigia", ha aseverado la regidora.

 

Luquero ha incidido en que las víctimas deben ser reconocidas y no caer en el olvido, por lo que homenajes como el celebrado este lunes en el Ayuntamiento "sirven no solo para transmitir el cariño y reconocimiento, sino también para expresar de forma pública la comprensión, apoyo y afecto de la sociedad segoviana".

 

El nombre de José Luis Resco se suma al de otros hijos adoptivos como Antonio Machado (1985), Antonio Hernández Asiaín (1995), Ignacio Zuloaga (1995), Jaime Alpens Gasparini (1999), José Diviú (2002) y el Padre Gallarta, el último a quien se concedió este honor en el año 2007.