El abulense Carlos Carrera destaca en el exclusivo Raid Villa de Madrid

El atleta abulense Carlos Carrera

Buena representación, por segundo año consecutivo, de los corredores castellano leoneses en el Raid Villa de Madrid, Una prueba única en el mundo que tiene su salida ante el Palacio Real, y en la que el abulense Carlos Carrera acabó undécimo absoluto y décimo en la general masculina.

Buena representación, por segundo año consecutivo, de los corredores castellano leoneses en el Raid Villa de Madrid.


Si en 2015 los protagonistas fueron deportistas de Segovia; en esta edición, los destacados fueron un palentino y un abulense, que se metieron en el top ten de los raiders.


Miguel Ángel Polanco (Palencia, dorsal 153) se quedó fuera del podio por apenas 4 minutos; mientras que Carlos Carrera (Ávila, dorsal 156) acabó undécimo absoluto y décimo en la general masculina, después de los 25,770 metros de carrera todoterreno y el paso por los 8 controles.


Mediada la prueba, Polanco y Carrera marchaban en séptimo y decimosexto lugar. Pero mientras el palentino hacía alarde de pura constancia y ritmo, el abulense esperó a la segunda mitad, con más subidas y bajadas de colinas y mayor tramo de senderos, para comenzar una remontada de dos puestos, entre el tercer y cuarto control, y ganar cuatro posiciones más en el tramo final.


Además, se da la circunstancia, de que el ganador absoluto de este año, José Manuel Pérez C. es madrileño pero con origen soriano.

 


Este único raid que acontece en el mundo por caminos del centro de una gran capital se acortó en 200 metros, pero lo hizo para ofrecer una nueva línea de llegada más todoterreno. Como de costumbre se celebró con fines benéficos, en apoyo de la Asociación Madrileña de Ayuda a la Infancia, Amaif y de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

 

En la categoría femenina, repitió triunfo María Isabel González G., siendo décima scratch, con 2 horas, 11 minutos y 24 segundos; invirtiendo 10 minutos menos que el año anterior.


Tanto Pérez como González recibieron los exclusivos trofeos representativos del RVM; así como los premios especiales del restaurante Oktoberfest y de Bodega Gosálbez Orti.


El podio masculino lo completaron Miguel Ángel Toribio -triunfador en 2015-, que aventajó en 10 minutos a Pedro Moreno H. y José Manuel Luis, todos ellos de Madrid.