El abogado de Woody Allen defiende la inocencia del director y responsabiliza a Mia Farrow de las acusaciones

El abogado de Woody Allen ha defendido al director de cine de las acusaciones de abusos sexuales realizadas por su hija adoptiva, Dylan Farrow, y ha responsabilizado a su exmujer, Mia Farrow, de estar detrás de estas declaraciones.

En una entrevista al programa 'Today' de la NBC, el abogado Elkan Abramowitz ha calificado de "sospechoso" el hecho de que la hija adoptiva haga "ahora" estas acusaciones y ha recordado que el director no tiene relación con ella desde hace 20 años. "Así que, de repente, vuelven las acusaciones y uno se pregunta por qué", asegura el abogado a la cadena estadounidense.


"Él es inocente. El caso ha terminado", apostilla. Abramowitz cree además que Dylan Farrow está siendo utilizada por su madre y que la joven cree que lo que cuenta "realmente sucedió".

En su opinión, el reciente premio a la trayectoria del director en los Globos de Oro "ha revivido el enfado hacia él" por lo que las acusaciones de abusos son "una continuación del deseo de Mia Farrow para herir Woody Allen". En cualquier caso, ha puntualizado que Allen "no está interesado en demandar a nadie por difamación".

La semana pasada, Dylan Farrow lanzó estas acusaciones en una carta publicada por el diario 'The New York Times', en la que contaba cómo Allen la agredió sexualmente en su casa de Connecticut, donde vivía con Mia Farrow.

El abogado indica que estas acusaciones se producen en un momento en el que su cliente está nominado a los premios Oscar de este año, en la categoría de mejor guión original por 'Blue Jasmine', protagonizada por Cate Blanchett.

Por su parte, la fiscalía de Connecticut ha señalado esta semana que no hay una investigación en curso sobre las denuncias.