El 95% de los mayores de 65 años usará telefonía móvil en 2020 y un 31% utilizará Internet, según un estudio

Director general de la Fundación Vodafone España, Santiago Moreno
Los mayores prefieren teléfonos fáciles de usar y asocian Internet con perjuicios de una posible utilización inadecuada de la red
Los mayores prefieren teléfonos fáciles de usar y asocian Internet con perjuicios de una posible utilización inadecuada de la red

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El 95 por ciento de los mayores de 65 años usará telefonía móvil en 2020 y un 31 por ciento utilizará Internet, según las conclusiones de un estudio elaborado por la Fundación Vodafone sobre la relación de este fragmento de la población con la tecnología dentro de poco más de una década.

Así, el estudio 'TIC y Mayores, conectados al futuro', coordinado por el asesor científico Javier del Arco, pone de manifiesto que la telefonía móvil está prácticamente introducida en la actualidad entre un 92 por ciento de los mayores de 65 años, pudiéndose hablar de "universalización" de este servicio, frente al 30 por ciento que usa Internet.

En concreto, el 86,5 por ciento de las personas de entre 66 y 70 años usa la telefonía móvil, porcentaje que se eleva al 92,2 por ciento entre las personas de entre 61 y 65 años y llega al 92 por ciento entre la población de entre 56 y 60 años. Según los autores del estudio, el teléfono móvil es percibido, más allá de sexo, edad o nivel formativo, como una tecnología "universal" de la que dispone la práctica totalidad de la población.

Por usos, casi el 90 por ciento usa el móvil para hablar, el 30 por ciento opta por los mensajes cortos y el 47 por ciento utiliza la cámara. Sin embargo, sólo el 5,6 por ciento navega por Internet y utiliza el correo electrónico, principalmente entre los grupos de menor edad y mayor formación.

Además, el documento añade que el 23 por ciento de los encuestados --cerca de 2.000 personas de entre 56 y 70 años, en todo el territorio nacional-- querría un 'smartphone', frente a un 38 por ciento que optaría por un teléfono de la gama de fácil uso con botones grandes, letra grande en pantalla y botón de emergencia. Asimismo, un 26 por ciento ve "imprescindible" que tenga cámara.

Los principales costes o barreras vinculados a la utilización del teléfono móvil para este colectivo son el coste de consumo, el coste de los propios dispositivos y la dificultad para el aprendizaje. Los encuestados también han destacado "la inmediatez y ubicuidad" como los principales valores asociados al teléfono móvil.

En el caso del uso de Internet, el estudio constata un descenso en los porcentajes ya que el 29,6 por ciento de las personas de entre 66 y 70 años hace uso de la red, porcentaje que se eleva hasta el 41,2 por ciento entre los 61 y 65 años, y al 50,6 por ciento entre los 56 y 60 años. Por su parte, de las personas entre 66 y 70 años, el 32,4 por ciento posee y utiliza el ordenador, aunque el porcentaje se incrementa hasta el 44,8 por ciento entre los 61 y 65 años; y el 53,4 por ciento entre los 56 y 60 años.

Para los encuestados, el uso de Internet va asociado al uso y disponibilidad del ordenador aunque la utilización es más "modesta" que la del teléfono móvil ya que existe "una percepción más intensa de los costes y una menor apreciación de las ventajas", según los autores del estudio, que también clasifican a los usuarios de Internet en 'básicos' --buscan información y muy ocasionalmente envían correos electrónicos--, 'intermedios' --descubren nuevas funciones adaptadas a sus necesidades como el acceso a publicaciones, foros especializados o telefonía IP-- y 'avanzados', que usan casi todas las funcionalidades.

Entre los costes de Internet, los encuestados hacen alusión al coste de oportunidad (la necesidad de elegir entre la utilización de Internet y la realización de otro tipo de actividades), los problemas de aprendizaje y el miedo "derivado de la gran difusión de noticias sobre los perjuicios que puede causar una utilización inadecuada de la red". Por el contrario, los valores asociados con más frecuencia a Internet son la globalidad y su versatilidad.

FORMACIÓN E INFORMACIÓN DE LAS TIC

Entre otras conclusiones, el documento señala que las personas que serán mayores en los próximos años, y que actualmente tienen entre 56 y 70 años, muestran "una actitud proclive" al uso de tecnologías, especialmente de la telefonía móvil lo que reduce su riesgo de exclusión y facilita el acceso de estas personas "a múltiples recursos encaminados a mejorar sus condiciones de vida".

En el caso de la telefonía móvil, los autores del documento creen que el esfuerzo no debe orientarse a lograr que las personas utilicen el móvil todos los días "sino a que tengan la posibilidad de sacar partido a los terminales de los que disponen". Respecto a Internet, consideran que el porcentaje de usuarios "debe crecer" en los próximos años y auguran que lo hará "de forma lenta dadas las importantes dificultades para el acceso que tienen las personas con una formación inferior a la secundaria".

En este campo, vaticinan que "la brecha digital seguirá existiendo y posiblemente excluya a las personas con menor formación" por lo que, junto a la formación, abogan por un esfuerzo en información, trasladando una visión positiva de lo que Internet puede ofrecer a las personas. En este sentido, indican que los poderes públicos deben revisar su estrategia de acercamiento a estos "mayores del futuro".

En la presentación del documento --durante la jornada 'Los mayores ante las TIC', organizada en Madrid por la Fundación Edad y Vida y la Fundación Vodafone España en el IMSERSO-- el director general de la Fundación Vodafone España, Santiago Moreno, ha asegurado que "luchar contra la brecha digital es la primera obligación de los actores del sector TIC".

"La realización de estos estudios se hacen imprescindibles para que tanto la Administración pública, como la empresa privada, adecuen su oferta a las necesidades de formación e información de este colectivo, conozcan sus limitaciones y pongan foco en los puntos débiles, con el objetivo último de acabar con la tan temida brecha digital", ha apostillado.