El 7,62% de los menores de 15 años padece obesidad y el 15% sobrepeso

Comedores. Salamanca y Valladolid ocupan el tercer puesto en cuanto al número de comedores, con 62, por detrás de León, con 96, y Burgos, con 68. Plan. El próximo curso comienza un cátering de línea fría
AGENCIAS

La prevalencia de la obesidad infantil entre los escolares de Castilla y León, menores de 15 años, es del 7,5 por ciento, aunque el 15 por ciento presenta sobrepeso, el estadio previo a esta enfermedad. Por ello, la Comunidad ocupa el décimo puesto en el ránking de autonomías menos afectadas por esta patología, puesto que de media en España afecta al 8,9 por ciento de los niños y el exceso de peso al 18,67 por ciento. Además, su incidencia es en general mayor entre los chicos, pese a no ser sólo un “problema de imagen”.

En ese sentido, el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, explicó ayer que cada año uno de cada diez escolares, menores de 15 años, se convierte en obeso. Advirtió de que la tendencia natural es que aumente en los próximos años, si no se ponen en marcha medidas contra esta enfermedad, cuyo origen se debe no sólo a los hábitos alimenticios. Sostuvo que la política en esta materia de la Consejería de Educación, que se desarrolla en colaboración con su departamento, persigue estabilizar y disminuir “paulatinamente”, a medio y largo plazo, su incidencia ya que el 50 por ciento de estos niños tiene padres obesos.

En cuanto a los comedores escolares, el consejero de Educación Juan José Mateos detalló que en Castilla y León el número de centros es de 483, 345 de los cuales pertenecen a zonas rurales y el resto a urbanas, para los que el Ejecutivo autonómico invirtió en este curso más de doce millones de euros y que prestaron servicio a 39.241 alumnos.

Por provincias, León es la que más comedores posee, 96; seguida de Burgos, con 68; Salamanca y Valladolid, ambas con 62; Zamora, 45; Segovia, 43; Palencia, 42, y Soria, 35; mientras que Ávila es la provincia con menos comedores escolares, con un total de 30.

Por su parte, Segovia es la provincia con los precios más baratos, con una media de 3,35 euros por menú para un comensal habitual y 3,60 para el esporádico, mientras que Salamanca es la más cara, con 4,46 y 4,71 euros respectivamente, por lo que el consejero de Educación ha afirmado que se trata de “precios baratos”.

La Consejería de Educación implantará nuevas medidas el próximo curso en materia de promoción de la alimentación saludable. Así, se prevé poner en marcha el cátering de línea fría, un moderno sistema, en todos los comedores escolares de la Comunidad. También se garantiza la elaboración de dietas adaptadas a enfermedades puntuales como diarrea, vómitos, hipertermia, procesos catarrales o gripales.