El 54 por ciento de los ciudadanos de la comunidad está dispuesto a cambiar de ciudad para encontrar un trabajo

Junto con los aragoneses y canarios, son los menos proclives a abandonar la región

El 54 por ciento de los castellanoleoneses está dispuesto a cambiar de ciudad para encontrar un trabajo, según un informe de Randstad.

Por Comunidades Autónomas, castellano-manchegos (84 por ciento), cántabros (80 por ciento) y gallegos (79 por ciento) son los más partidarios de cambiar de ciudad para encontrar un puesto de trabajo. Por su parte, canarios (50 por ciento), aragoneses y castellanoleoneses (54 por ciento) y baleares (60 por ciento) son los que menos favorables se muestran en esta causa.

En total, la crisis ha hecho que el 71 por ciento de los parados esté dispuesto a cambiar de ciudad para encontrar un trabajo. Si bien la inseguridad también lleva al 65 por ciento de los trabajadores a plantearse un cambio así.

Además, la empresa de trabajo temporal destaca que el porcentaje de parados que se plantea dejar su ciudad para trabajar se ha incrementado en tres puntos porcentuales en un año, mientras que en el caso de los que ya cuentan con un trabajo el aumento ha sido de hasta cinco puntos porcentuales.

Así pues, el 69 por ciento de los españoles ve en la movilidad geográfica una vía para cambiar de trabajo o para encontrar uno, siete puntos porcentuales más que hace dos años.

De estas personas, un 52,3 por ciento prefiere quedarse en España y elegiría cambiar únicamente de provincia, mientras que, del resto, un 20,2 por ciento optaría por un destino distinto dentro de la UE, un 3,4 por ciento elegiría países fuera de la UE, pero de habla inglesa, y un 3,8 por ciento se decantaría por destinos minoritarios que van desde Latinoamérica hasta países emergentes.

Las circunstancias económicas son la principal razón para el 83 por ciento de los encuestados, aunque con matices. Así, un 45 por ciento achaca la crisis en términos globales como factor fundamental para tomar esta decisión y un 38 por ciento que la falta de oportunidades laborales es el principal causante para tener que abandonar su actual ciudad. Para el 17 por ciento restante el objetivo es otro, principalmente la necesidad de mejorar su carrera profesional.

LOS HOMBRES ESTÁN MÁS DISPUESTOS.

Por sexos, los hombres (72 por ciento) son más proclives que las mujeres (66 por ciento) a la movilidad laboral, mientras que siete de cada diez profesionales de entre 25 y 44 años está a favor de la movilidad geográfica para conseguir un empleo.

Según el nivel de estudios, los más proclives son los que han estudiado alguna rama de Formación Profesional (80 por ciento), apartando este año del primer puesto a los universitarios (77 por ciento).