El 53 Concurso Hípico Nacional de Saltos de Obstáculos de Ávila llega cargado de novedades

Se incluirán dos pruebas nocturnas, una por parejas con relevos libres y el 'Jump & Drive', mezclando caballos con coches; se aumentará a cinco los días de celebración de las pruebas y se añadirá al sistema de apuestas la modalidad de la ‘Tripleta’, en la que habrá que acertar los tres primeros caballos por su orden exacto en la clasificación.

El Concurso Hípico Nacional de Saltos de Obstáculos de Ávila, que ya en la pasada edición fue calificado como de cuatro estrellas por la Real Federación Española de Hípica, celebrará su quincuagésimo tercera edición entre los días 20 y 24 de agosto cargado de novedades con la participación estimada de más de 300 jinetes y un incremento en los premios que llegarán hasta los 10.000 euros, conseguidos a través de los patrocinios.

 

La primera novedad será precisamente la de los días de celebración del evento, que para este año pasan de cuatro a cinco, todos los días con horario de mañana y tarde, de modo que, tal y como explicaron el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y el director de la prueba y responsable de Oxer Sport en Castilla y León, Fernando Pérez, “solucionamos el problema que sufríamos de que muchos caballos se quedaran fuera” y así, “damos la oportunidad de que puedan competir más jinetes”, ya que el pasado año tuvieron que quedarse fuera “entre 60 y 70”, lamentó Pérez.

 

Otra de las novedades será que para este año se celebrarán dos pruebas nocturnas, que tendrán lugar los días 22 y 23 de agosto, unas pruebas que añadirán un componente social, ya que estarán amenizadas de música que se alargará más allá de las pruebas para atraer a los más jóvenes hasta el recinto. Se trata, respectivamente, de una prueba por parejas con relevos libres y mezcla de recorrido a caballo y con un coche sorteando obstáculos que han venido a denominar 'Jump & Drive'.

 

Para estas pruebas se ha ideado un sistema de clasificación por el que participaran cuatro o cinco caballos que escogerán entre la organización y los patrocinadores, los ganadores del gran premio de Ávila que estén presentes en el concurso, los mejores del ranking de la clasificación de la Federación que también estén presentes, y los mejor clasificados en las pruebas que se celebrarán en los días previos a estas dos pruebas especiales.

 

Finalmente, otro punto nuevo a destacar vendrá de la mano de las apuestas, ya que se añadirá en esta ocasión una nueva modalidad, denominada ‘Tripleta’, que sustituye a las ‘Triple Gemela’, por la cual se apuesta para acertar los tres caballos ganadores de una misma serie, precisando el orden de clasificación de cada uno de ellos.

 

Las tareas de adecuación de la pista hípica ya están en marcha, e incluirán el montaje de boxes, que rondarán los 300, las gradas, el sistema de apuestas, la megafonía, etc., y este año además con una renovación parcial de la arena de sílice que cubre la pista, “para que jinetes y caballos puedan competir en las mejores condiciones”, resaltó García Nieto.

 

El periodo de inscripción, tal y como marca la Real Federación Española de Hípica, comenzará 15 días antes del comienzo de las pruebas de un concurso que Pérez ensalzó como “uno de los tres mejores del panorama nacional”.