El 50% de los jubilados abulenses está por debajo del umbral de la pobreza

La Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT ha rechazado este martes en Ávila la reforma de las Pensiones acometida por el Gobierno y ha denunciado que cuatro millones de pensionistas en toda España y el 50% de los pensionistas abulenses se encuentran por debajo del umbral de la pobreza

Juan Cerrillo, presidente nacional de la UJP de UGT, ha asegurado que la reforma de las pensiones propuesta por el Gobierno "nace de un profundo sesgo ideológico para servir a los más poderosos". En este sentido, ha cargado contra la intención de disminuir las pensiones públicas y aumentar las privadas.

 

Cerrillo ha mostrado su desacuerdo con el índice de revalorización del 0,25% que, según la Ministra, supone un incremento de las pensiones, y ha asegurado que "no vemos el aumento por ningún lado porque a los que nos jubilamos con unas condiciones ahora nos están estafando y estamos perdiendo poder adquisitivo".

 

En este sentido, el presidente de la UJP ha rechazado la introducción del Factor de Sostenibilidad y ha asegurado que el grupo de expertos que dio el visto bueno "estaba viciado porque nueve de los doce componentes eran asalariados de la banca o de la patronal de la aseguradora".

 

Por todo ello, Juan Cerrillo ha manifestado que "es demencial" que se estimulen los planes de pensiones indicando que "cuatro millones de pensionistas están por debajo del umbral de la pobreza" y ha animado a todos los pensionistas de Ávila a que acudan a la manifestación convocada para el próximo día 23.

 

El presidente de la UJP de Castilla y León, Anatolio Díaz, ha asegurado que en el caso de Ávila el 50,95% de los pensionistas se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, más de 240.000 en Castilla y León, y ha manifestado que los ajustes del Gobierno "han incidido de manera determinante en nuestras vidas".

 

En esta línea, Díaz ha mostrado "serias dudas" de que esta situación permita mantener la coyuntura actual en la que son los mayores los que prestan ayuda a sus hijos y ha calificado el momento de "auténtico drama al que nadie quiere poner solución".

 

El responsable de la UJP en Castilla y León ha anunciado que exigirán a la Junta de Castilla y León una paga de 200 euros para los pensionistas que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza y que "de la respuesta de la Junta dependerán las acciones que lleve a cabo UGT".

 

Por otro lado, Anatolio Díaz ha realizado un llamamiento al Gobierno Regional para que garantice y ponga en práctica la receta electrónica y la tarjeta personalizada "para que los pensionistas no tengan que pagar ni un euro más de lo que deben".

 

De igual manera, se ha mostrado contrario al desarrollo de la Ley de Dependencia en la Comunidad, que ha calificado de "inaudito e inhumano".

 

Juan Cerrillo y Anatolio Díaz han realizado estas declaraciones de forma previa a la clebración del Congreso de la Unión de Jubilados y Pensionistas de Ávila, en la que se presenta a la reelección Marino Sánchez.