El 42% de los alumnos abulenses se pueden quedar sin beca

Fernando Pablos, portavoz de Educación y Universidades en las Cortes de Castilla y León y Secretario General de Salamanca, habla en Ávila del nuevo sistema de becas propuesto por el Ministerio de Educación y la Junta de Castilla y León. En Ávila pueden quedarse sin recibir becas el 42% de los alumnos que han aprobado selectividad

Según Pablos, los ciudadanos tienen una gran preocupación y desde el PSOE se presentarán propuestas para “cambiar cosas que no nos parece que estén bien. La política de becas y los estudios no obligatorios no pueden estar condicionados a la situación económica de las familias”.

 

Entre los cambios introducidos, tanto por el Ministerio de Educación como por la Consejería de Cultura, están los siguientes:

 

-          Se eleva la nota de 5 al 5,5 para poder acceder a la matrícula gratuita. Es decir, que aunque hayas aprobado no puedes solicitar beca.

 

-          En el 2º curso de carrera o en cursos superiores había que aprobar el 80% de las asignaturas; y en carreras como las ingenierías y arquitectura un 60% como mínimo. Ahora ha pasado a tener que aprobar entre el 85 y el 95% de las asignaturas, y el 65% en las titulaciones mencionadas.

 

-          Y algo que según Pablos es una tropelía es que estudiantes brillantes se vean obligados a devolver la beca si no aprueban el 50% de las asignaturas, “y hay ciertas carreras que son complicadas de aprobar a la primera”.

 

El PSOE mostrará su oposición total, e incluso parece que también parte del PP, y aunque se ha convocado una reunión complementaria de la Junta de Castilla y León y se han mantenido los requisitos. El curso pasado solicitaron la ayuda de la Junta 14.000 familias, “y aunque no te la conceden si te han dado la estatal, se denegaron 1.450 y no se concedieron 1.356 por falta de presupuesto, y no puede ser que por 1 € de diferencia alguien se quede sin poder estudiar”.

 

Desde el PSOE solicitarán que las becas pasen a ser consideradas un derecho “y por tanto, dejarán de depender del presupuesto. Es decir que la Junta tendrá que buscar dinero para pagar las becas solicitadas, independiente de su número y su cuantía”.

 

Porque con los requisitos establecidos cada vez más gente dejará de estudiar, sobre todo las personas que se encuentren en zonas rurales, porque no podrán cubrir ni el importe de la matrícula ni su estancia fuera de casa. E incluso algunas titulaciones dejarán curso a curso de tener matriculaciones porque los alumnos no necesitan un 6,5 de media, pero no recibirán beca, y menos personas las estudiarán y no habrá alumnos a los que enseñar.

 

Los datos provinciales de los alumnos de 2º de bachillerato y la PAU para la provincia de Ávila son los siguientes, facilitados por Jesús Caro, secretario de coordinación del PSOE: el 47% ha suspendido alguna asignatura de 2º de bachillerato. De los aprobados, es decir el 53%, se han quedado con una nota de selectividad de entre 5 y 6,5 el 42% de los alumnos y se quedarán sin ningún tipo de beca; y alumnos que hayan obtenido más de un 6,5% han sido el 58% de los presentados a la prueba.

 

Por tanto, “la mitad posiblemente se quede sin beca, y es una ayuda que deberían recibir los alumnos con escasos recursos. Los que tengan un 5,5 tendrán la matrícula gratuita pero cómo se mantienen durante todo el año, y esto perjudica mayoritariamente a los alumnos de zonas rurales”.

 

Universidad Isabel I de Castilla

 

Hace dos días se reunía el Consejo de Universidades y se ha conocido que la Universidad Isabel I de Castilla que ofrecerá su formación online va a impartir formación a partir del próximo curso. Fernando Pablos, pide el retraso de su puesta en marcha por los siguientes motivos:

1.       Primero debería realizarse la reordenación del sistema universitario

2.       En estos momentos, tanto las universidades públicas como las privadas de Castilla y León tienen serios problemas económicos, agravados por las modificaciones planteadas por la Junta

3.       Los estudios ofertados por la Universidad Isabel I de Castilla están absolutamente garantizados en toda la región.

El PSOE presentará una iniciativa en las Cortes “para que no se autorice su implantación hasta que no esté acabada la reordenación propuesta y siga en hibernación”, como señala Pablos.