El 2013 deja una subida de mujeres autónomas en Castilla y León, frente a una alarmante caída de los hombres

Para UATAE Castilla y León las causas de este hecho son su capacidad de emprendimiento, de asumir riesgos y responsabilidad; sus mayores dificultades para encontrar trabajo por cuenta ajena; y que los sectores productivos donde crecen los autónomos son de servicios donde existe mayor presencia de mujeres

Recientemente han sido publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social los datos de afiliación correspondientes a diciembre de 2013. Con estos datos la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores, UATAE, ha elaborado un informe final del ejercicio en Castilla y León

 

Con esos datos, en 2013, el número de autónomos cayó en la región en 716, una de las Comunidades, junto con Cantabria, País Vasco y Galicia, que presenta una de las peores cifrasen este sentido, al pasar de los 201.739 que cotizaban en diciembre de 2012 a los 201.023 del mismo mes del año recientemente finalizado.

 

Lo que realmente es peculiar en Castilla y León es que mientras han desaparecido en un año 1.164 trabajadores autónomos varones, crece en 451 el número de mujeres que se han decidido a dirigir su vida laboral por el autoempleo.

 

No obstante, a pesar del crecimiento en el número de autónomas, las mujeres aun representan tan solo el 31,7% del total del colectivo, si bien es cierto, celebra María José Landaburu, Secretaria General de la Organización, “que en relación con 2012 este porcentaje ha aumentado, muy ligeramente, en 0,35 puntos”.

 

María José Landaburu, Secretaria General de UATAE, considera que “hay que poner en valor la capacidad de emprendimiento que están demostrando las mujeres en esta época de profunda y larga crisis y destaca tres causas que juntas pueden explicar este comportamiento”.

 

En primer lugar, señala Landaburu, “que las mujeres en la España de hoy afrontan bien el emprendimiento, acostumbradas a la responsabilidad, a asumir riesgos y al esfuerzo permanente”.

 

En segundo lugar, “estarían las tradicionales mayores dificultades de las mujeres, especialmente en épocas de crisis, para encontrar un trabajo por cuenta ajena, de manera que el emprendimiento se convierte en prácticamente la única alternativa”.

 

Y en tercer lugar, a juicio de María José Landaburu, de UATAE, ”que el sector en el que mayor presencia de mujeres existe es en lo Servicios que son en los que en Castilla y León crece este número frente a la sangría de pérdida de autónomos en los sectores con mayor presencia de varones como la Agricultura, Construcción y la Industria manufacturera”.

 

Para consolidar estas actividades, y las que ya existen, Landaburu estima preciso que mejore la demanda interna y fluya el crédito para familias, autónomos y empresas.

 

UATAE integra a más de 300 organizaciones que cuentan con más de 350.000 autónomos asociados.