El 15M de Ávila desobedecerá la nueva ley de tasas judiciales por considerarla inconstitucional

Para el 15m "las nuevas tasas judiciales representan una violación fragrante de derechos fundamentales de carácter universal y recogidos en la Constitución Española de 1978"
La asamblea del 15M de Ávila se negará al pago de las tasas recurriéndolas ante la autoridad competente, con el fin de preservar el control jurisdiccional de las actuaciones del Gobierno y la Administración en aras a la defensa de los derechos de los ciudadanos.


Según un comunicado del 15M de Ávila, "el derecho a la tutela efectiva de los tribunales es uno de los pocos asideros que le quedan a la ciudadanía para luchar contra las actuaciones arbitrarias de la Administración o las entidades bancarias. Sin embargo la nueva ley de tasas impide el acceso al amparo del Poder Judicial. Esto se hace clarividente en el ámbito contencioso-administrativo, donde el pago al Gobierno puede ser superior a la cuantía económica del pleito: intolerable, desproporcionado, confiscatorio y atentatorio al derecho a la tutela efectiva".