El 1% de los conductores han perdido todos los puntos del carné en estos diez años

Tres de cada cuatro conductores mantiene intacto su saldo de puntos y siete millones y medio de conductores han sido sancionados alguna vez en estos diez años que lleva en vigor el sistema del Permiso por Puntos.

Diez años después de la puesta en marcha del Permiso por Puntos, siete millones y medio de conductores han sido sancionados por cometer alguna infracción que conlleva detracción de puntos, lo que representa el 25% del censo de conductores. 

 

De los 7 millones y medio de conductores sancionados por infracción con detracción de puntos, el 16% (4,8 millones) lo son de ciudadanos que han cometido una única sanción y el 8,6% (2,6 millones) son conductores reincidentes que han sido sancionados en dos o más ocasiones por cometer infracciones que llevan aparejada la pérdida de puntos y que es el colectivo que más preocupa a la DGT. 

 

El número de sanciones con pérdida de puntos tramitadas desde el 1 de julio de 2006 asciende a 12,3 millones de sanciones que suponen 37,99 millones de puntos detraídos. 

 

Durante estos diez años, 214.150 conductores (aproximadamente el 1% del censo) han perdido todos los puntos de su permiso, lo que significa que se les ha declarado la pérdida de vigencia del mismo y que no pueden conducir legalmente hasta que no vuelvan a obtener el permiso. De los 214.150 conductores, a 8.759 la pérdida de vigencia se la han declarado en dos ocasiones y a 219 conductores tres o más veces.

 

Desde el inicio del permiso por puntos, se han registrado 503.291 asistentes a los cursos de recuperación parcial o total de puntos, de los cuales, un 44%  han asistido a cursos de recuperación parcial (222.148) y el restante 56%  (281.143) de recuperación del permiso. Dentro de este grupo, el 55% de los alumnos de recuperación total son por sentencia judicial y el 45% por haber agotado los puntos. 

 

El carácter reeducador vial que tienen los cursos, tanto los de recuperación parcial como total, se constata en que el perfil de muchos conductores se modifica reduciendo el número de infracciones cometidas.

 

Tal y como se recoge en la Ley 17/2005 de 19 de julio por la que se regula el Permiso y Licencia de Conducir por Puntos, a los tres años de la puesta en marcha del mismo aquellos conductores que disponían de un saldo de 12 puntos, al no haber sido sancionado por ninguna infracción con detracción de puntos, recibieron el 1 de julio de 2009, dos puntos más en su saldo. Fueron  21 millón de conductores los que se beneficiaron de esta medida. 

 

Tres años más tarde, el 1 de julio de 2012, aquellos conductores que ya obtuvieron la bonificación de los dos puntos, pero que siguieron sin cometer ninguna infracción con detracción de puntos, se les bonificó con un punto más, llegando al saldo máximo de 15 puntos. Casi 17 millones de conductores, un 59,3% del total del censo en esa fecha obtuvieron el punto adicional.