Egipto, segundo rival de España en su camino hacia la final

El vigente subcampeón de África ya sucumbió con claridad en su debut ante Serbia (64-85).

FICHA TÉCNICA. EQUIPOS.

  

ESPAÑA: Rubio, Llull, Navarro, Pau Gasol y Marc Gasol -posible quinteto inicial--; Rodríguez, Rudy Fernández, Calderón, Claver, Ibaka. Abrines y Reyes.

  

EGIPTO: Badr, El Gammal, Shousha, Ibrahim y Kamal -quinteto inicial--, Samir, Gendy, Abouelanin, Elsabach, Genedy, Elmekawy y Rabie.

  

ÁRBITROS: Jordan (USA), Christodoulou (GRE) y Mayberry (AUS).

  

PABELLÓN: Palacio Municipal de Deportes de Granada.

 

HORA: 22.00/Cuatro.

La selección española de baloncesto, tras su cómodo debut en la Copa del Mundo ante Irán, afronta otro compromiso a priori sencillo este domingo (22 horas/Cuatro) contra Egipto, el último rival asequible para el anfitrión antes de la hipotética serie de siete exigentes encuentros que le aguarda en caso de alcanzar la ansiada final.

  

De nuevo en el Palacio Municipal de Deportes de Granada, donde España disputará sus cinco encuentros de la primera fase, el equipo al mando de Juan Antonio Orenga vuelve a afrontar un partido sencillo frente al vigente subcampeón de África, que ya sucumbió con claridad en su debut ante Serbia (64-85).

  

Al déficit de talento del equipo egipcio se suma su falta de centímetros, precisamente el punto débil predilecto para la selección española, que cimenta su producción ofensiva en el juego interior. Los 207 centímetros de Haytham Kamal, techo del equipo egipcio, palidecen ante el poderío de los hermanos Pau y Marc Gasol, cada uno con 2.15 metros de estatura.

  

Quienes no se sabe si podrán colaborar cerca del aro son Felipe Reyes y Serge Ibaka, ambos aquejados de problemas musculares que les hicieron perderse el estreno y a los que Orenga querrá tener a punto con vistas a compromisos más importantes, serie que comenzará el lunes con el duelo ante Brasil.

  

Sin embargo, la ausencia del capitán del Real Madrid y del hispano-congoleño no merman la tremenda superioridad del anfitrión frente a una de las selecciones más débiles de las 24 que componen la Copa del Mundo y que cumpliría un digno papel en el torneo evitando el 'farolillo rojo' de este Grupo A.

  

Españoles y egipciones volverán a medirse 20 años después de su último enfrentamiento en el Mundial de Canadá, saldado con paliza del equipo de Orenga, que aquel día se vistió de corto para anotar dos puntos. La única victoria de Egipto en cinco enfrentamientos precedentes data de 1950, una larga época de sequía que probablemente se alargará este domingo.