EFCL crea la asociación 'Alentia' para ayudar en la búsqueda de financiación a proyectos "viables y consolidados"

Presentación programa Alentia de Empresa Familiar
La asociación empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) ha creado la asociación privada 'Alentia' como complemento a la financiación bancaria de las empresas con el objetivo de hacer frente a los problemas de contención y al encarecemiento del crédito.



VALLADOLID, 15 (EUROPA PRESS)



Así lo ha manifestado el presidente de EFCL, Gerardo Gutiérrez, junto con el director de la asociación Familiar, Eduardo Estévez, y Sebastian Arias durante la presentación de 'Alentia' en el hotel Marqués de la Ensenada de Valladolid.

Gutiérrez ha indicado que el "80 por ciento" de la financiación empresarial depende de las entidades bancarias por lo que el objetivo de la nueva entidad es "crear instrumentos" que vinculen el ahorro con proyectos empresariales "viables y consolidados".

Así, el ahorrador dispondrá de la oportunidad de "colocar" sus ahorros en proyectos de la Comunidad que generen riqueza tanto en "Castilla y León, como desde Castilla y León".

La asociación, aún en fase de constitución, nace como respuesta a la "inquietud" de los socios de Empresa Familiar pero "independiente" de la misma y con vocación no lucrativa, ya que se financiará mediante la cuota de los miembros.

Asimismo, constará de una asamblea de socios como órgano soberano; un comité de Dirección e Inversiones que nombrará el gerente y contratará al Órgano Evaluador de los proyectos empresariales a someter a la consideración de los socios; un gerente que gestionará y captará a socios, y un Órgano Evaluador externo a la asociación y encargado de emitir una primera evaluación de cada proyecto.

"La operativa será sencilla", ha indicado Arias. Así, cualquier empresa con un proyecto atractivo presentará un informe a la gerencia. Posteriormente, el Comité seleccionará y priorizará los proyectos y tras este paso, se encargará al órgano externo un estudio previo de cada propuesta, para realizar un 'Informe Inicial de Viabilidad' con el que el Comité desarrollará una evaluación previa.

Tras la preevaluación del comité, el gerente hará llegar a los socios un resumen de las diferentes propuestas y recogerá las muestras de interés de los asociados. Si se alcanzan un número suficiente de manifestaciones de interés para cubrir la inversión se iniciará el proceso de oferta de inversión.

Posteriormente, el Comité, junto con la gerencia y la compañía solicitante, presentará el proyecto a los futuros inversores, tras el cual se encargará, si fuera necesario, al evaluador un proceso de 'Due Diligences' hasta disponer de un informe de inversión definitivo, donde se fijarán las condiciones definitivas de la oferta.

Acto seguido, la inversión se podrá desarrollar a través de un "vehículo inversor" que agrupa a los socios o mediante un canal director entre la empresa y cada uno de los socios.

INICIATIVA PIONERA

Gutiérrez ha destacado que esta iniciativa supondrá para los inversores la oportunidad de tener acceso a "algo que nunca ha existido antes", al mismo tiempo que ha subrayado la posibilidad de participar en "economía real y tangible".

Por otro lado, el presidente ha informado que la Consejería de Hacienda considerará estas inversiones como "preferentes" y que tendrán incentivos fiscales.

Arias ha informado que la inversión mínima de los socios "rondará los 25.000 o 50.000 euros", ya que "más sería ingobernable", al mismo tiempo que ha recordado que cada caso "será un traje a medida".

Por último Gerardo Gutiérrez ha manifestado que el programa espera alcanzar los 175 socios durante el primer año de constitución, con un volumen de negocio entre los 5 y diez millones de euros, y que, a pesar de ser un "experiencia piloto", tendrá un "desarrollo exponencial".