Educación trabaja en la norma que regulará la convocatoria y participación de los centros en los Contratos-Programa

La Consejería de Educación, pionera en el establecimiento del modelo Contrato-Programa, extenderá esta iniciativa a 51 nuevos centros este curso. Una vez que se publique esta normativa, previsiblemente en el segundo trimestre, los colegios e institutos que lo deseen podrán participar con sus proyectos que, una vez seleccionados, darán paso a la formalización de su propio Contrato-Programa. Esta fórmula de gestión favorece una mayor autonomía de los centros educativos

El modelo Contrato-Programa, iniciado en el curso 2009-2010 con el trabajo de un grupo de directores de centros públicos, se concretó en la experiencia piloto llevada a cabo en dos Institutos de Educación Secundaria de Palencia y Valladolid, los IES ‘Virgen de la Calle’ y ‘Galileo’ respectivamente, durante el curso 2010-2011.

 

Al finalizar el pasado periodo lectivo 2011-2012, 49 colegios e institutos se habían incorporado ya a dicho marco. La previsión es que, a lo largo del curso actual, lo hagan 51 nuevos centros para alcanzar con ellos, en 2012-2013, los 100 Contratos-Programa formalizados, la mitad de los establecidos como objetivo de Legislatura.

 

La Consejería de Educación contempla tres maneras diferenciadas de acceso al Contrato-Programa, con sus correspondientes adaptaciones: Convex, General y Bachibac.

 

La primera de ellas, la modalidad Convex, se fija como objetivo la mejora de la convivencia escolar y el incremento del éxito educativo en Secundaria. La firma del Contrato-Programa entre cada centro y la Administración educativa regional lleva asociada una serie de obligaciones mientras que el centro se compromete a mejorar la convivencia y/o el clima general del centro y a aumentar éxito educativo (respecto a temas como el absentismo, el fracaso y/o el abandono y el aprendizaje, entre otros), la Consejería proporciona los recursos necesarios para el cumplimiento de los compromisos del centro, tanto humanos como materiales.

 

El ámbito de actuación de la segunda modalidad, la denominada General, también se enmarca en el desarrollo de actuaciones vinculadas a la mejora de la convivencia escolar y el éxito educativo, pero para centros que impartan otras etapas diferentes a la Educación Secundaria Obligatoria y, en particular, para los que impartan Educación Primaria. Además, esta modalidad permite incorporar los futuros proyectos que, en su momento, se estimen oportunos.

 

La Consejería de Educación considera una prioridad dotar al alumnado de competencias comunicativas en otras lenguas. Por ello, la tercera modalidad del Contrato-Programa es la denominada Bachibac, de aplicación en los cuatro centros docentes que tienen sección bilingüe de francés en ESO donde sus alumnos pueden conseguir la doble titulación de bachiller y de baccalauréat. El desarrollo de esta medida tiene un amplio carácter experimental, dado que no existía antecedente real en los centros.

 

Mayor autonomía de los centros

El modelo de Contrato-Programa vincula recursos a resultados y favorece una mayor autonomía de los centros al permitir que colegios e institutos busquen la adaptación a cada contexto para obtener resultados eficientes, sin dejar de contar con una supervisión externa posterior como proceso de mejora. En este sentido, cada centro, como entidad diferenciada, reflexiona, se autoevalúa, identifica, propone, consensua y toma decisiones. Además, la autonomía se acompaña de responsabilidad colegiada, que ha de materializarse en proyectos de mejora que cada centro establezca como propios.

 

El modelo vinculado a la firma de Contratos-Programa entre la Administración educativa regional y los centros asume como objetivos el incremento del éxito escolar, académico y competencial del alumnado, con referencia explícita al conocimiento de otras lenguas y culturas; la adquisición de las competencias básicas en las etapas de la enseñanza obligatoria, para favorecer posteriormente la continuidad en su formación; la mejora del clima de convivencia en el aula y en el centro; y la dotación al centro de los recursos necesarios por las características del contexto y las necesidades del alumnado; entre otros.

 

La vigencia de los Contratos-Programa firmados se extiende a lo largo de un curso escolar y su continuidad está determinada por lo que se establezca en los informes de seguimiento y evaluación que se lleven a cabo.

 

Por modalidades de participación, de los 49 centros que tienen formalizado un Contrato-Programa, 29 lo han hecho en la modalidad Convex; 16 en la modalidad General y cuatro en la modalidad Bachibac. Valladolid es la provincia con mayor número de contratos programa (11), seguida de León (9). Por ubicación, 24 Contratos-Programa se desarrollan en centros urbanos y 25 en centros rurales. En cuanto a la titularidad de los centros, sólo hay un centro privado concertado que tiene suscrito un Contrato-Programa, se trata del Colegio ‘Cristo Rey’ de Valladolid, en la modalidad General.