Educación reduce más de la mitad las ayudas para todas las becas Erasmus

 

La partida destinada a las becas del programa de intercambio universitario Erasmus se reduce en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 más de la mitad, es decir, pasa de 36 millones de euros en 2012 a 15 millones.

Ésta es una de las partidas que bajan en los PGE para el sistema educativo, en los que sólo se salvan las becas generales universitarias y no universitarias, según ha indicado este lunes la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, durante su comparecencia en comisión parlamentaria.

La 'número dos' del ministerio, que sólo ha puesto como ejemplo algunos programas, ha defendido la partida destinada a las becas generales universitarias y no universitarias que asciende a 1.160 millones de euros, es decir, 23 millones de euros más (+2%). Así, se destinan 547 millones para becas y ayudas a universitarios y 405 a no universitarios y 208 millones a las universidades para compensar los gastos a los que los becarios están exentos.

El resto de las becas bajan un 3,8 por ciento en total. A esta partida, además del Programa Erasmus, pertenecen las becas para el aprendizaje de lenguas extranjeras, que pasan de contar en 2012 con 37 millones de euros a 10 millones en 2013 (-72,9%) o el programa de cobertura de libros de texto cuyo importe en estos PGE es de 20 millones de euros, seis menos que en 2012.

"Se trata de unas cuentas austeras", ha reconocido Gomendio, que ha destacado que el presupuesto de su departamento se reduce un 14,4 por ciento respecto al año pasado, un ajuste que "profundiza en el proceso de saneamiento de la economñia española", así como "unas cuentas pensadas para la puesta en marcha de la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE)".

Para la implemantación de la reforma educativa, la 'numero dos' de Educación ha adelantado que en los PGE de 2013 se prevén dos partidas: dos millones para gastos corrientes y 11 millones para "transferencias corrientes para el desarrollo de acciones de calidad, en concurrencia competitiva, para fomentar la calidad de los centros educativos mediante el refuerzo de su autonomía y la potenciación de la función directiva".

Asimismo, ha insistido en el "mantenimiento de la equidad" con los fondos dedicados a las becas generales y ha señalado la necesidad de la "eficiencia" en la inversión educativa, al defender que una mayor inversión no es sinónimo de mejores resultados.

No obstante, ha recordado que el presupuesto del Ministerio de Educación supone "el 4%" del gasto total del sistema educativo debido a que las competencias están transferidas a las autonomías. "En el contexto de todo el país representa un porcentaje muy bajo del gasto", ha aseverado.

Sobre las TIC en los procesos de enseñanza y refuerzo, la secreatria de Estado ha indicado que será uno de los objetivos de la LOMCE y contará con una partida de tres millones de euros para introducir las modificaciones técnicas en los sistemas informáticos de las administraciones educativas. Asimismo, ha destacado la necesidad de avanzar en un "nuevo modelo de material didáctico que permita sustituir el papel por la mochila digital".

Según la secretaria de Estado, el tránsito "esencial" de un tipo de soporte a otro supondrá para el finananciador de los mismos un "ahorro importante" que, según ha estimado, podría ser de entre el 60 y el 90 por ciento.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN
Tanto los portavoces del PSOE, CiU e Izquieda Plural, que han intervenido en esta comisión sobre los PGE, el recorte para 2013 supone la pérdida de la equidad y la igualdad de oportunidades del sistema educativo español y no va a mejorar su calidad.

Desde las filas del PSOE el diputado Mario Bedera ha calificado de "tremendas" las cifras y ha alertado de que "en solo tres meses", desde la aprobación en julio de los PGE de 2012 y la presentación de los de 2013, el Gobierno "ha recortado casi mil millones de euros" al sistema educativo, "un 32,3 por ciento desde 2011".

Bedera ha recordado a la secretaria de Estado que en España, desde 2005, "las becas son un derecho" y que, por ello, el Gobierno está obligado a mantenerlas. "El bosque lo han dejado arrasado y las cifras hablan por sí solas. No es un prioridad para ustedes la educación", ha añadido.

Asimismo, ha pedido "prudencia" a Gomendio, a la que ha recordado que los recortes "no mejoran la calidad", y le ha reprochado que diga que son "transitorios" cuando el Gobierno en el Plan de Reformas enviado a Bruselas prevé un descenso de la inversión educativa en un 3,9 por ciento del PIB para 2015. "Esto supone retrocerder a 1987", ha aseverado, para solicitar a la secretaria de Estado "decencia y decoro".

Por su parte, el portavoz de CiU en la Comisión de Educación, Martí Barberá, ha señalado que los presupuestos del Ministerio de Educación "son poco creíbles" porque, a su juicio, "crecen los gastos, disminuyen los ingresos y recaen los principales esfuerzos en las adminitraciones territoriales". Por ello, ha pedido que se haga una "redistribución equitativa" de los fondos en función de las necesidades y situación de cada autonomía.

Barberá ha señalado que las transferencias a las comunidades autónomas han bajado y, en concreto, Cataluña va a recibir un "11 por ciento menos". "Aprietan las cuerdas a las comunidades autónomas y la calidad educativa puede salir dañada", ha aseverado. Asimismo, ha criticado que el Gobierno aumenta su capacidad de decisión en la nueva ley para definir los contenidos.

"Han optado por el déficit", ha sentenciado la portavoz de Izquierda Plural, Caridad Álvarez, que tilda de "paradójico" que el Gobierno "año tras año" recorte en Educación mientras presenta una Ley de Mejora de la Calidad. "Atentan contra la calidad de la educación pública con sus programas y política de personal", ha alertado Álvarez, para concluir que el ministerio "va a tener difícil" garantizar el acceso al sistema educativo en igualdad de condiciones.