Educación prepara un decreto para abrir Madrugadores y 'Tardes en el cole' a necesidades no sólo laborales

Las retribuciones de profesiones supondrán un coste de 1.024,7 millones de euros, un 3,9 por ciento menos que en 2012
El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, ha anunciado este viernes durante su comparecencia para detallar el presupuesto de su Área para 2013 que prevé presentar a lo largo del próximo año un proyecto de Decreto con el fin de abrir los programas 'Madrugadores' y 'Tardes en el cole' a otras necesidades familiares con el fin de que no se circunscriban únicamente a situaciones laborales.

Mateos ha señalado que el objetivo es que estos programas abarquen cualquier necesidad de las familias, con lo que se prevé "flexibilizar" las condiciones con el fin de que no se enmarque exclusivamente a un ámbito laboral. Así, durante 2013 los programas de conciliación de la vida familiar y laboral de Educación contarán con un presupuesto de 2,7 millones de euros.

En su comparecencia ante la Comisión de Hacienda Mateos ha insistido en que en 2013 los gastos de funcionamiento de los centros educativas ascederá a 40,3 millones de euros, al tiempo que ha recordado que la Junta trabaja en un nuevo decreto de gestión con el que se pretende dotar a los centros de un mayor grado de autonomí­a que conlleve "una mayor responsabilidad en la gestión eficiente de los recursos disponibles".

Asimismo, el consejero de Educación ha detallado que se destinarán 43 millones de euros a transportes escolar y 16 millones a los servicios de comedor escolar que se destina a las ayudas de exención total o parcial por renta, con lo que se cubre "la mitad" del coste total del comedor.

En cuanto a la enseñanza plurilingüe Mateos ha garantizado que desde la Junta se mantendrá su objetivo de ampliar la red de centros con sección bilingües con 25 más en 2013 que se sumarán a las 426 ya en marcha, lo que supondrá un coste total de 3,2 millones de euros.

En las Cortes el consejero ha asegurado que la situación económica imposibilita el mantenimiento del gasto en niveles similares a años anteriores, a pesar de lo que ha insistido en la importancia de amortiguar el "impacto" de la crisis en el "nícleo esencial" del sistema educativa, por lo que ha señalado como grandes ejes de legislatura la reducción de las tasas de fracaso escolar al 10 por ciento y el abandono escolar al 15 por ciento.

De este modo, la Dirección general de Política Educativa Escolar gestionará 167,2 millones de euros con los objetivos de mantener la elección de centro y la equidad, las infraestructuras escolares, la autonomía de los centros y la logística.

Así, en cuanto a la oferta educativa con el fin de garantizar la "libertad" de enseñanza se destinará en 2013 un total de 34,2 millones de euros a conciertos educativos.

En infraestructuras escolares se dedicarán 6,1 millones de euros a obras de reforma mejora y sustitución, 1,1 millones a equipamientos educativos y 10,6 millones a obras nuevas. "En este asunto nos planteamos nuevas pautas de actuación que están inspiradas no sólo por la crisis sino también como estrategia de sostenibilidad de cara al futuro", ha destacado Mateos.

Asimismo, se desarrollará un programa experimental de eficiencia energética desarrollado en seis IES de Valaldolid que estará dotado de 424.640 euros.

El capítulo de becas y ayudas al estudio tendrá asignado en el ámbito de enseñanzas no universitarias un montante global de 7,1 millones de euros de los que seis millones se destinarán a la adquisición de libros de texto y 970.991 a rutas de transporte.

PROFESORADO
Mateos ha detallado que el presupuesto dedicado a gastos de personal para 2013 será de 1.024,7 millones de euros, lo que supone un 3,9 por ciento menos que en 2012. Así se destinarán 37 millones de euros a retribuciones por sustitución de personal docente y 183 millones a retribuciones en enseñanza concertada.

La Junta destinará en 2013 un total de 884.794 euros a la formación del profesorado, un presupuesto, como ha reconocido Mateos, "muy ajustado a la situación actual" por lo que cobra protagonismo la participación de los directores y asesores de la red de formación asó como el profesorado de los propios centros educativos que impartirán formación a sus compañeros con el objetivo de "poder aprovechar todo su potencial de conocimiento".

De este modo, como ha explicado el consejero los profesores que colaboren en esta red serán compensados en su horario lectivo o en su horario complementario con las horas dedicadas a esta colaboración voluntaria.

Finalmente, Mateos ha especificado que la Dirección General de Formación Profesional y Régimen Especial tiene un presupuesto pripio de 4,8 millones de euros con el fin de garantizar la enseñanza de 40.000 alumnos de FP, 31.250 de Idiomas, 3.000 de enseñanzas artísticas y 24.900 de enseñanzas de adultos.