Editores de diarios europeos avisan de que Bruselas estudia controlar su labor, lo que reduciría la libertad de prensa

La Asociación Europea de Editores de Periódicos (ENPA, por sus siglas en inglés) ha mostrado sus "serias preocupaciones" por un informe elaborado por un grupo de expertos a instancias de la vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes, que incluye entre sus recomendaciones dar a Bruselas más poder para controlar los órganos de autorregulación de la prensa de cada país y asegurar así que "se cumple con los valores europeos".
MADRID, 25 (EUROPA PRESS)



"El grupo recomienda un sistema paneuropeo de control político sobre los medios de comunicación que trae a la memoria regímenes políticos cuya abolición nos exigió a todos una dura lucha y pagar un precio muy alto", ha señalado Ivar Rusdal, presidente de la ENPA, de la que forma parte la Asociación de Editores de Diarios Españoles, AEDE, agrupa a más de 5.200 diarios editados en la Unión Europea, Noruega, Suiza y Serbia.

El Grupo de Alto nivel en apoyo a la Libertad de Prensa, que está presidido por la expresidenta de Letonia, Vaira Vike-Freiberga, ha presentado sus conclusiones a principios de esta semana, según ha informado la asociación de editores. El grupo fue creado por Kroes en 2011 para examinar las legislaciones nacionales en materia de medios de comunicación.

El presidente de ENPA ha calificado de "lamentable" que después de su "extenso trabajo" el grupo haya errado completamente en sus objetivos. En este sentido, la asociación señala que el informe comienza con un buen resumen de los principios de la prensa libre y el papel que juegan en las democracias modernas, pero después "demuestra que el grupo de expertos tiene poca confianza en esos principios".

Así, aunque la asociación de editores reconoce que el informe incluye "algunas recomendaciones positivas", como la necesidad de que se promueva la lectura de los medios en los colegios, sin embargo falla en reconocer "el verdadero valor de la autorregulación en los medios de comunicación".

"Es también extraño que el grupo de alto nivel trate el tema de los medios de comunicación y el periodismo sin ni una sola palabra sobre el papel, los derechos y los deberes de los editores responsables, que son la personificación de la independencia que los medios necesitan para cumplir son su misión democrática", señala Rusdal.

Por todo ello, ENPA expresa su esperanza de que una respuesta "fuerte e inequívoca" por parte de la prensa consiga que la Comisión Europea y el Parlamento Europeo tomen la propuesta del grupo de una manera crítica, ya que de otra manera implicaría dar "un paso atrás en la libertad de la prensa en Europa".