Editado el poemario 'Principio de Pascal' de Alfonso Pascal Ros, Premio a la Creación Literaria 2012

Portada del poemario.
Según el autor, "la poesía debe remover y sacudir o no es poesía"


PAMPLONA, 26 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra ha editado el poemario titulado 'Principio de Pascal', Premio a la Creación Literaria del Gobierno de Navarra 2012, en la modalidad de poesía, galardón que está dotado con 3.000 euros y la publicación de la obra.

En 'Reflexiones a tirones para una reflexión', palabras que introducen su poemario, Alfonso Pascal Ros afirma que la poesía debe remover y sacudir o no es poesía. Además, considera que la poesía debe saber dónde hay una historia que contar, debe ser poco condescendiente, no regalar nada, y ofrecer endecasílabos "con las branquias y las tripas". Y todo ello "sin veleidades de divo".

El autor asegura, además, no estar de acuerdo en que, por ser poeta, no se le deje ser feliz, y dice haber aprendido que no todo tiene que ser pretensión literaria, según ha informado el Ejecutivo foral en una nota.

Como recoge además su prologuista, Jesús Munárriz Peralta, basta leer el índice de poemas, para hacerse una idea clara de lo que ofrece la obra: 'Memoria de despojados', 'Pavana de Chicago', 'La pose del asesino', 'El Banco de Sangre sube el tipo de interés', 'Buitre no come alpiste' o 'San Francisco en patera' son títulos suficientemente significativos de sus intenciones.

'Once de gala junto a mi padre', 'Cuando el equipo mete gol, el portero no se abraza con nadie' o 'El batería que sólo veía el culo de la chica que cantaba' "revelan, además de su afición al fútbol o a la música, su sentido del humor y su sarcasmo, subrayado en 'Cosas que no soporto en un poema', 'Las virtudes del ogro' o en 'Joderse cae en viernes'".

Según la nota del Ejecutivo, junto al sentido del humor, también subyace la angustia, esa "invocación a lo imperfecto" en toda su obra. En la contraportada Jon Obeso Ruiz de Gordoa reflexiona que "la poesía de Alfonso Pascal Ros vive en diálogo y compañía de las tradiciones poéticas más apegadas al fracaso". Y Felix Maraña, autor del epílogo, asegura que la poesía de Alfonso Pascal Ros es una poesía del límite, en la que "aflora los límites del alma y los del cuerpo entero, con sus curvas y menudillos".

Alfonso Pascal Ros (Pamplona, 1965) ha publicado diecisiete poemarios: Poeta de un tiempo imaginario (El Paisaje, 1987), De aquellos mares estos sueños (Rialp, Adonáis, 1993), Mares bajo noches (Bilaketa, 2000), Cuaderno para Miguel [Oteizas] (Bermingham, 2008) o Un hombre ha terminado de escribir (Celya, 2010) entre ellos. Es autor de dos poemarios infantiles: La huerta de Ana (Hiperión, 2004) y Ana y Miguel en los Juegos Olímpicos (Everest, 2008). En prosa ha escrito Historias a ramalazos (Ayuntamiento de Pamplona, 1991), Semblantes y semblanzas (Ayuntamiento de Pamplona, 1999), Príncipe de Viana (Mintzoa, 2002), Íñigo Arista (Mintzoa, 2003) o Reyes de un Reyno (Diario de Navarra, 2008) y ha colaborado en el Atlas Histórico Visual de Navarra (Diario de Navarra, 2005).

Ha colaborado en numerosas antologías y obtenido, entre otros, los premios Fray Francisco de Vitoria (San Juan, Puerto Rico, 1986), Francisco Ynduráin (1988), Ciudadela (1994), Villa de Aoiz (1999), Ángel Martínez Baigorri (1999), Periodístico San Fermín (2000), Ciudad de Pamplona (2010) y Premio a la Creación Literaria del Gobierno de Navarra (2012).