Economía/Energía- Vidal-Quadras y dos eurodiputadas del PP alertan a Soria del riesgo de deslocalización en la industria

arcelor recurso fabrica acero
Reclaman exenciones para evitar que la reforma energética dañe la competitividad de los grandes consumidores de luz
Reclaman exenciones para evitar que la reforma energética dañe la competitividad de los grandes consumidores de luz

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, y las eurodiputadas del PP Pilar del Castillo y Eva Ortiz han remitido una carta al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, en la que le advierten de los efectos de la nueva fiscalidad eléctrica sobre la gran industria, que verá mermada su competitividad y que se encuentra en riesgo de "deslocalización".

En la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, los eurodiputados recuerdan al ministro que la propia legislación europea permite a los Estados miembro establecer niveles impositivos diferentes según la utilización de estos productos, y animan a Soria a recurrir a esta fórmula para evitar un fuerte encarecimiento de la electricidad consumida por las industrias.

"Entendemos que tu Ministerio podría hacer uso de las exenciones allí establecidas", indican los eurodiputados, antes de poner como ejemplo el sector cerámico y de asegurar que "la ausencia de una exención en el incremento del tipo impositivo del gas natural incrementaría también su riesgo de deslocalización".

Vidal-Quadras, la exministra Del Castillo y Ortiz aluden en la misiva a la "profunda crisis" actual y a sus efectos sobre la industria, y consideran que el incremento de las exportaciones de bienes y servicios se ha convertido en la "única vía posible para financiar la economía nacional en el largo plazo".

Por este motivo, exponen su "viva preocupación" por las repercusiones de la nueva fiscalidad eléctrica sobre los sectores industriales y advierten de que la nueva norma puede suponer una "notable pérdida de competitividad".

Su aplicación a partir del año que viene podría tanto "abocar a la entrada en pérdidas de muchas empresas" como al "cierre y deslocalización" de sus plantas de fabricación, advierten los eurodiputados.