Economía/Empresas.- Las empresas prevén un empeoramiento de los plazos de pago en 2013, según Crédito y Caución

Las empresas españolas prevén un empeoramiento de los plazos de pago para el año 2013, según el '4º Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España' realizado por Crédito y Caución e Iberinform, en el que se detalla que el porcentaje de empresas que cree que situará los plazos de pago más allá de los 85 días es del 45%, nueve puntos porcentuales más que en 2012.



MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Las empresas españolas prevén un empeoramiento de los plazos de pago para el año 2013, según el '4º Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España' realizado por Crédito y Caución e Iberinform, en el que se detalla que el porcentaje de empresas que cree que situará los plazos de pago más allá de los 85 días es del 45%, nueve puntos porcentuales más que en 2012.

Frente a esto, el número de compañías que "harán el esfuerzo" de trabajar por debajo de los 60 días se situará en el 34%, frente al 33% de este año. A la vista de estos datos, el informe recuerda que, a partir del próximo 1 de enero de 2013, las empresas que vendan a otras sociedades deberán limitar sus plazos de pago máximos a 60 días, según la Ley de Morosidad.

En este entorno, Crédito y Caución destaca que el 79% de las compañías concede plazos extraordinarios a los pactados en la factura antes de considerar un crédito como "moroso". De cada cinco empresas, dos otorgan más de 90 días adicionales a los plazos establecidos, una da un margen de entre 60 y 90 días y otra lo sitúa entre 30 y 60 días. "Solo una califica un crédito como moroso una vez que vence la factura", revela el estudio.

Para el operador del seguro de crédito, esta evolución "sugiere una conexión clara entre el empeoramiento de los plazos de pago que cabe esperar para 2013 y la incierta evolución del entorno económico, especialmente en la zona euro".

Asimismo, el informe subraya que el incremento de las necesidades de financiación por parte de los clientes y el aumento de la competencia entre los proveedores "acrecentarán las presiones sobre el crédito comercial como herramienta de diferenciación".

El estudio destaca que el 68% de las empresas españolas considera que la Ley 15/2010 que limita los plazos de pago no ha tenido "ningún efecto significativo". Para el 12%, la principal consecuencia de la legislación ha sido la reducción de sus plazos de cobro, mientras que para un 14% ha ocurrido justo lo contrario.

Por ello, el informe concluye que el 75% de las firmas encuestadas está a favor de que se apruebe un reglamento sancionador que regule los incumplimientos de la Ley de Morosidad.