Economía/Consumo.- Los consumidores se verán perjudicados por los "abusos" de poder de compra sobre los proveedores

Consumers International tacha de "evidente fracaso" las políticas de las autoridades de la competencia para abordar el "problema"


MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Los consumidores terminarán "inevitablemente" perjudicados por los "abusos" de poder de compra que practican las cadenas de supermercados sobre los proveedores, "algo que se viene haciendo de manera difundida y habitual", según un informe realizado por Consumers International.

El estudio de la organización asegura que el poder de compra permite que los supermercados "controlen" a sus proveedores "de una forma que no sería posible si existiese un equilibrio razonable entre la capacidad negociadora entre ellos".

La asociación resalta que este "desequilibrio" se muestra "con particular agudeza" en los productos agrícolas, "donde la fragmentación del segmento que oferta fortalece la capacidad negociadora de los supermercados".

Así, se originan prácticas de compra "abusivas" de naturaleza financiera que, según el informe, generan incertidumbre entre los proveedores. Los principales abusos que ha detectado Consumers International son cobrar tarifas por aparecer en las listas de proveedores, sacarles de la lista o amenazarles con ello cuando se niegan a reducir sus precios, cobrar tarifas por el acceso a espacio en las estanterías o pagos tardíos de productos ya entregados y vendidos, entre otros.

Por otra parte, el estudio advierte de que los supermercados han llegado a desarrollar sus propias marcas "gracias a que cada vez han adquirido más reputación y poder comercial". Para la organización internacional de consumidores esto significa que los productos de marca son reemplazados en las estanterías cada vez más por las marcas propias.

"El poder de las marcas convierte a los supermercados en serios rivales de los proveedores de productos de marca, lo que amplía los abusos de poder de compra", denuncia el estudio, que a la vez resalta que esto puede afectar "de manera adversa" a la variedad disponible para los consumidores.

"EVIDENTE FRACASO DE LAS AUTORIDADES"

Consumers International asegura que es "evidente el fracaso de las autoridades de competencia a la hora de abordar este problema, lo que ha significado que los perjuicios para los proveedores y los consumidores se haya mantenido durante años".

Por ello, la organización pide que se pongan en marcha "con urgencia" medidas "eficaces" para evitar las prácticas comerciales "desleales" entre empresarios y los daños que pueden causar tanto a los productores a pequeña escala como a los consumidores.

Ileana Izverniceanu, miembro de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en España, ha señalado que estas preocupaciones coinciden con los últimos estudios llevados a cabo por la asociación en supermercados, "que han detectado que existe una concentración cada vez mayor en el mercado minorista, lo que ha producido un descenso de las marcas disponibles para los consumidores en un determinado número de productos, sobre todo en marcas intermedias".

"Si esta tendencia continúa, la capacidad de elección de los usuarios y la innovación se verán limitadas", ha apuntado Izverniceanu.