Economía.- (Ampl.) Rajoy dice que la recapitalización directa de bancos es "menos acuciante" ahora que en junio

Mariano Rajoy, en el Congreso, anuncia más recortes
Afirma que lo importante ahora es "mantener" el rumbo marcado y acometer tanto las reformas nacionales como las europeas
Afirma que lo importante ahora es "mantener" el rumbo marcado y acometer tanto las reformas nacionales como las europeas

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este miércoles ante el Pleno del Congreso que la necesidad de recapitalizar las entidades financieras de forma directa es ahora "menos acuciante" que en el mes de junio, cuando se celebró el anterior Consejo Europeo, aunque ha reconocido que sí habría preferido que el proceso de creación de la unión bancaria fuera "más rápido".

Así se ha pronunciado durante su primera intervención en la Cámara baja para dar cuenta del Consejo Europeo celebrado los días 18 y 19 de octubre, donde se han dado "pasos muy importantes para impulsar cambios sustanciales para el futuro de la UE".

En concreto, se "avanzó en la forma concreta en que se llevará a cabo" la recapitalización bancaria, un tema "muy importante" según el presidente porque, si se hace bien, "se dará una señal de confianza en la moneda común", lo que "será beneficioso para todos" los estados miembros.

Así, Rajoy ha explicado que tras conocerse la evaluación de Oliver Wyman sobre las necesidades de capitalización las entidades financieras españolas, "el tema de la recapitalización directa es menos acuciante que en junio, cuando se desconocía esa evaluación".

MÁS PAÍSES COMPROMETIDOS

Por otra parte, el presidente también ha valorado el avance en el número de países implicados en los acuerdos de octubre, que en lugar de limitarse a la Eurozona se ha extendido a los 27 socios de la UE. "Eso facilita mucho las cosas de cara al futuro", ha dicho.

Especialmente a la hora de profundizar en la integración europea en materias como la unión bancaria, que ya cuenta con una "buena" propuesta concreta para conseguir una supervisión única. "Algunos hubiéramos preferido un proceso más rápido, pero tenemos que admitir que la existencia de una propuesta concreta es un indudable avance", ha apuntado.

Así, ha subrayado que mientras en junio sólo se aceptó estudiar la propuesta antes de final de año, ahora se ha acordado la aprobación de la iniciativa dentro de este ejercicio para empezar a aplicarla en 2013. Además, se ha decidido que sea el Banco Central Europeo (BCE) el próximo supervisor y que se avance en la creación de un Fondo de Garantía de Depósitos y un esquema de resolución de entidades en una segunda fase.

UNIÓN ECONÓMICA Y FISCAL

Con respecto a la unión económica y fiscal, Rajoy ha reconocido que las posturas son "variadas y contradictorias" y que la posición de los estados que no pertenecen al euro difiere mucho de la postura que mantiene el Gobierno español, pese a lo cual está "relativamente satisfecho" con los acuerdos.

"Especialmente importante es la idea de que la Eurozona cuente con una capacidad fiscal propia. Eso significa que estamos discutiendo la creación de un verdadero Presupuesto para la Eurozona y una política fiscal integrada", ha añadido, apostando por concretar aún más la hoja de ruta de estas propuestas en el Consejo Europeo de diciembre. "Pero ya existe un compromiso, y eso es positivo", ha apostillado.

Rajoy también ha hecho referencia al Pacto de Crecimiento y Empleo, adoptado en junio y en el que se han producido "avances", si bien aún es necesario "ir más allá", para conseguir "romper el círculo vicioso" de la falta de crecimiento y de la segmentación de los mercados europeos.

"Esos son los elementos que debe tener la política económica europea para salir de la situación actual: consolidaciones tan ambiciosas como realistas, reformas estructurales profundas y duraderas y, no menos importante, un proyecto de integración sólido y completo", ha resumido.

Así, la Cumbre de octubre ha servido de "puente de enlace y maduración" de los acuerdos de junio para que puedan ser desarrollados con mayor profundidad en diciembre. "El resultado ha sido de avance, y hemos mandado un muy necesario mensaje de unidad y determinación en el proceso de integración europea", ha dicho el presidente, señalando que, "en un momento frágil de Europa, un paso en falso podría haber desatado una nueva ráfaga de inestabilidad". "No ha sido así", ha añadido, haciendo hincapié el papel de España en la generación de propuestas.

Y SIN EMBARGO, SE MUEVE

Para concluir, Rajoy ha afirmado que "la misma determinación" que le impulsa a acometer la consolidación fiscal y las reformas en España para dar flexibilidad y competitividad a la economía es la que hará que "el proceso de avance en Europa no se frene" ya que "la superación de la crisis pasa por las reformas nacionales, pero también por las reformas europeas".

Así, ha subrayado que el Consejo de los pasados días 18 y 19 de octubre ha servido para "dar un paso más en esa dirección" y que ahora "lo importante" es "mantener" el rumbo que se ha fijado, lo que ha granjeado al proyecto europeo "credibilidad y confianza".

"De la crisis no saldremos sin hacer nuestros deberes, por penosos que sean. Pero el cumplimiento de nuestras obligaciones por sí solo no garantiza la vuelta al crecimiento económico y la creación de empleo. Debemos ser muy conscientes de que para alcanzar el objetivo es esencial que el marco europeo colabore", ha recordado.

"La Unión Europea se mueve, aunque a un ritmo que a algunos nos pueda parecer desesperadamente lento. Europa se mueve y España, en la medida de sus posibilidades, sigue impulsando todo el proceso de reformas y consolidación de la UE", ha zanjado el presidente, añadiendo que "a pesar de todos los pesares y parafraseando a Galileo Galilei, se puede decir 'y sin embargo, se mueve'".