Economía.- (Ampl.) La demanda de gasolina y gasóleo se desploma un 13% en septiembre por la subida del IVA

Imagen De Una Gasolinera
El consumo ha caído mes a mes desde 2007, con una excepción puntual
El consumo ha caído mes a mes desde 2007, con una excepción puntual

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

La demanda de gasolina y de gasóleo registró una caída en septiembre del 13% con respecto al mismo mes del año anterior y acumula un descenso del 6,3% en los nueve primeros meses del año, según el avance estadístico de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

Fuentes del sector consultadas por Europa Press indicaron que esta caída se debe fundamentalmente a la subida del IVA del 18% al 21% en septiembre, que redujo el gasto en carburantes de muchos consumidores ya de por sí muy afectados por la crisis.

El comercio registró en septiembre caídas parecidas a causa de la subida del IVA, y esta circunstancia hace pensar al sector petrolero que la demanda en los carburantes ha caído por los mismos motivos. Es posible, señalan las fuentes, que muchos automovilistas repostasen antes del 1 de septiembre con el fin de evitar precisamente esta subida impositiva.

En el caso de la gasolina y del gasóleo, la tendencia de los operadores ha sido, como en todos los sectores, a repercutir enteramente el incremento del IVA sobre el consumidor, si bien Repsol decidió rebajar el precio de venta de los carburantes para amortiguar el daño de la subida sobre el consumidor. De esta forma, el encarecimiento fue de la mitad en sus gasolineras, de una media de 3,80 céntimos a 1,90 céntimos de euro por litro.

En septiembre, el consumo de combustibles alcanzó los 2,02 millones de toneladas, después de que la demanda de gasolina se situase en 388.000 toneladas, un 14% menos que en el mismo mes de 2011, y la de gasóleo en 1,63 millones, un 13,5% menos.

El descenso registrado durante el mes coincidió con unos precios de los combustibles cercanos al máximo. Tras registrar récord histórico a finales de agosto, los carburantes no bajaron de una media de 1,4 euros el litro en los surtidores durante septiembre, y en el caso de la gasolina se situaron durante semanas por encima de los 1,5 euros.

El desplome de septiembre hace que la demanda de combustibles se sitúe en 19,8 millones de toneladas en los nueve primeros meses del año, un 6,3% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Esta caída en el acumulado anual responde a un descenso del 6,8% en el consumo de gasolina, hasta 3,7 millones de toneladas, y del 6,1% en el de gasóleo, que se situó en 16,05 millones de toneladas.

Las fuentes del sector consultadas por Europa Press constatan además que, desde 2007, la demanda de combustibles de automoción ha caído durante todos los meses, salvo una excepción puntual.

Este producto se ha carecterizado tradicionalmente por una demanda inelástica, capaz de mantenerse en niveles parecidos pese a las variaciones del entorno económico. No obstante, la crisis está demostrando que el combustible es inelástico ante cambios en el precio, pero no ante la renta disponible de las familias, que ha caído en los últimos años y que ha rebajado los desplazamientos en coche.

GLP, QUEROSENO Y GAS.

Cores también ofrece en el avance estadístico datos de consumo de otros productos petrolíferos, así como de gas natural. En septiembre, la demanda de gas licuado del petróleo (GLP) cayó un 21%, mientras que de querosenos lo hizo un 7,5% y la de gas natural, un 12%.

Tras estas caídas, el GLP acumula una caída del consumo del 3,4% en los nueve primeros meses del año, frente al 6,1% de los querosenos y el 4,3% del gas natural.