Ecologistas en Acción pide planes de ozono para el Valle del Tiétar y el Alberche en Ávila

 Esta organización ha asegurado que la Junta de Castilla y León está "obligada" a adoptar medidas estructurales sobre el tráfico y la industria para mejorar la calidad del aire que respiran la mitad de los castellanoleoneses.

Ecologistas en Acción ha demandado este lunes planes de ozono para las siete zonas más afectadas de Castilla y León, después de que, a su juicio, se "incumpliera" entre 2013 y 2015 el objetivo legal de protección de la salud establecido para el ozono en las zonas de aglomeración de Valladolid, Duero Norte, Montaña Sur, Valle del Tiétar y Alberche, y Soria y Demanda, con una población de 1.159.201 habitantes.

 

Esta organización ha asegurado que la Junta de Castilla y León está "obligada" a adoptar medidas estructurales sobre el tráfico y la industria para mejorar la calidad del aire que respiran la mitad de los castellanoleoneses.

 

 En un comunicado, han afirmado que de no haber estado sin medidor de ozono la primavera pasada, también se habría superado el objetivo legal en la aglomeración de Salamanca, con otros 190.202 habitantes.

 

Asimismo, esta formación ha explicado que las estaciones de control de la contaminación atmosférica de referencia donde en el último trienio se ha superado el objetivo legal de ozono más de 25 días por año de media han sido Laguna de Duero (Valladolid), Venta de Baños (Palencia), Segovia, Muriel de la Fuente (Soria) y Valle del Tiétar en Ávila.

 

Entre 2011 y 2015, ha denunciado que se ha incumplido el objetivo legal de protección de la vegetación establecido para el ozono en la zona Sur y Este de Castilla y León, formada por el sur de las provincias de Ávila, Salamanca y Segovia, el este de la de Burgos y la práctica totalidad de la de Soria, con una quinta parte de la superficie regional y numerosos espacios naturales protegidos.

 

 

La estación de referencia de esta zona donde en el último quinquenio se ha superado el objetivo legal de ozono ha sido la de El Maíllo, en Salamanca.

 

 Por ello, Ecologistas en Acción ha registrado formalmente una petición para que la Junta "ponga en marcha los planes de reducción de ozono, con la finalidad de evitar que esta lamentable situación se repita en años próximos".

 

A su juicio estos planes que deben pasar por la reducción del intenso tráfico urbano e interurbano que soportan las principales ciudades, manteniendo un modelo de ciudad compacta y promoviendo el uso de medios de transporte limpios como el autobús, la bicicleta o la marcha a pie.

 

Por otro lado, "debe procederse al cierre progresivo de las grandes centrales térmicas de León y Palencia, sustituidas por energías renovables. Todo ello sin perjuicio de la necesaria coordinación con la Comunidad de Madrid y el Gobierno central".