Ecologistas alertan sobre "vertidos continuados" de aguas fecales al litoral en Sanlúcar

Piden a Junta y Ayuntamiento soluciones urgentes al "foco de contaminación" y lo que consideran un "delito ecológico continuado"
Piden a Junta y Ayuntamiento soluciones urgentes al "foco de contaminación" y lo que consideran un "delito ecológico continuado"

CÁDIZ, 13 (EUROPA PRESS)

Ecologistas en Acción ha alertado sobre los "vertidos continuados al litoral" que, según aseguran, se vienen produciendo entre las playas de Bajo de Guía y Bonanza, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), concretamente a la altura del arroyo del Salto del Grillo. Los ecologistas indican que dicho cauce natural recoge las aguas fecales de las zonas de Santa Brígida y Miranda, que alcanzan el mar "sin ningún tipo de depuración".

"Con un caudal medio calculado de unos 800 metros cúbicos al día, el equivalente a los residuos de unas 3.000 personas, contaminan todo un tramo de litoral de indudable valor paisajístico al encontrarse en la propia desembocadura y frente a Doñana", subraya el colectivo ecologista en un comunicado, tal y como adelanta este martes 'El País'.

Ecologistas en Acción "viene denunciando reiteradamente" estos vertidos y también los que, según dicen, se producen a las playas de la Calzada, donde "únicamente cesan en el periodo estival para no espantar al turismo".

Dicho esto, ha vuelto a exigir al Ayuntamiento sanluqueño, al que señala como "principal responsable", y a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente que "tolera estos vertidos", que busquen "soluciones urgentes" que pongan fin a ese "foco de contaminación y delito ecológico continuado".

Ecologistas en Acción celebró el pasado fin de semana su XIII Asamblea Provincial en Sanlúcar de Barrameda, donde aprovechó para desarrollar un acto reivindicativo consistente en el despliegue de varias pancartas y banderolas relativos a estos vertidos.

Por otra parte, los ecologistas gaditanos aprobaron en su asamblea provincial una resolución en defensa del Estuario del Guadalquivir y exigiendo el abandono definitivo del proyecto de dragado de profundización.