Echániz aboga por crear una guía de "buenas prácticas" en la gestión sanitaria

José Ignacio Echániz
El secretario nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, ha abogado por la creación de una guía de "buenas prácticas" en gestión sanitaria, al igual que existen guías de práctica clínica, y de que ésta esté basada en la "evidencia".
MADRID, 8 (EUROPA PRESS)



A su juicio, el volumen de recursos, infraestructuras y profesionales en el ámbito sanitario hacen "imprescindible" no sólo una buena gestión, sino también una óptima preparación técnica y un "perfecto" conocimiento y manejo de los recursos.

"Estos factores repercutirán positivamente en lo más importante: la salud del paciente. En suma, la gestión sanitaria fomenta la transparencia y la optimización de los recursos, redunda en una mejor atención y abre la puerta a nuevas posibilidades en lo que a la Salud se refiere", ha comentado el también consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, durante su intervención en el Executive MBA en Gestión del Sector de la Salud.

En este sentido, ha puntualizado que la gestión sanitaria debe centrarse tanto en el sistema sanitario como en los centros y los servicios. De esta forma, según ha recalcado, se conseguirá una planificación "más realista", mejorar la atención y propiciar un sistema "más organizado".

Por el contrario, ha proseguido, la falta de una gestión adecuada puede "desembocar" en la politización de la sanidad, en la falta de solidez y en la arbitrariedad a la hora de tomar decisiones. Sería, además, "sinónimo" de falta de planificación sin la cual "no es posible" hacer un uso eficaz y responsable de los recursos.

"Derivaría también en dificultades para contar con buenos sistemas de información y una falta de conocimiento interno, que ralentizaría la agilidad en el tratamiento de pacientes y una correcta atención integral y adecuada. Ejemplo de mala gestión es la proliferación de hospitales siguiendo criterios políticos", ha recalcado.

NUEVO ENFOQUE EN LA ATENCIÓN SANITARIA

Asimismo, el dirigente 'popular' ha abogado por enfocar la atención sanitaria del siglo XXI hacia la prevención, y ha recordado que en España la tendencia es que la población española deje de crecer en 2040 y la esperanza de vida ha aumentado. Una situación demográfica que, tal y como ha comentado, va acompañada de nuevas necesidades sanitarias.

"Hay que garantizar una buena calidad de vida a una población con mayor esperanza de vida, más población envejecida, y más enfermedades crónicas, que derivan en situaciones de dependencia", ha señalado, tras explicar que, este nuevo escenario demográfico implica "hacer frente a oportunidades de mejora y retos para un futuro mejor".

Asimismo, Echániz ha destacado la necesidad de impulsar a nivel nacional el "Conjunto Mínimo Básico de Datos" para disponer de una fuente de datos "uniforme y suficiente" que posibilite, entre otras cosas, los procesos de gestión hospitalaria, la implantación de nuevos sistemas de financiación o la disponibilidad de información para la investigación clínica y epidemiológica.

Además, ha abogado además por la integración entre la Atención Primaria y la especializada, con vistas a un "mejor funcionamiento" de los centros, agilización de los procesos, rentabilidad de los recursos y a una mayor satisfacción de los pacientes y profesionales sanitarios.

NUEVAS FORMAS DE GESTIÓN

Dicho esto, Echániz ha insistido en que, si bien el sistema sanitario español es bueno, "debe aspirar a más". Por ello, ha señalado, no debe "desaprovechar" las oportunidades que brinda el sistema privado, que cuenta con profesionales perfectamente formados, con la última tecnología y buenos índices de eficacia y eficiencia. "La suma de ambos sistemas es muy útil para la sostenibilidad del sistema sanitario", ha dicho.

A su entender, la diversidad de sistemas de gestión debe ser vista como algo "positivo" porque las "mejoras logradas por unos", pueden ser puestas en marcha "por otros" y eso es algo que "beneficia" al conjunto del sistema sanitario. "La competencia sana es buena para nuestro sistema. El objetivo es trabajar por ofrecer lo mejor. La politización de modelos sanitarios, no tiene sentido en pleno siglo XXI", ha zanjado.