Ebrio y en sentido contrario por una rotonda

El conductor, F.P.H.B, de 52 años, vecino de Ávila,  fue interceptado en la  glorieta  que hace confluencia con la Calle San Pedro del Barco por la Policía Local conduciendo en sentido contrario y con alto nivel de alcoholemia

Ayer, día de La Santa, a las 4,55 horas, cuando la Policía Local prestaba servicio de vigilancia en materia de tráfico, los agentes han observado cómo el conductor de un vehículo circulaba por el Paseo de San Roque y al llegar a la glorieta  que hace confluencia con la Calle San Pedro del Barco ha invadido la misma,  circulando por ella en sentido contrario al permitido.

 

   Los policías han parado al conductor  y, una vez detenido el vehículo, se ha comprobado cómo esta persona presentaba síntomas evidentes de conducir influenciado por bebidas alcohólicas. Al conductor se le han realizado las correspondientes pruebas, arrojando  éstas un resultado altamente positivo. Por esta razón se procedió a su puesta a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resultó ser F.P.H.B., vecino de Ávila, de 52 años de edad.