Duero‐Douro adjudica el contrato para la prestación de servicios energéticos en el Centro Consumidor de Energía Duero Douro

El proyecto de Eficiencia Energética renovará el alumbrado público por uno eficiente 155 poblaciones pertenecientes a 63 pueblos de Zamora y Salamanca.

La Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Duero‐Douro adjudicó el contrato de colaboración entre el secot público y el sector privado para la prestación de servicios energéticos en las instalaciones de alumbrado exterior del centro consumidor de energías AECT Duero-Douro, tras la apertura de ofertas que se llevó a cabo en la Mesa de Contratación el pasado día 31 de julio de 2013.


Tras el cierre del dialogo competitivo llevado a cabo durante los últimos meses con las empresas participantes en el concurso, y después de que las 4 empresas inicialmente seleccionadas presentaran sus ofertas se procedió en acto público a la apertura de estas, resultando adjudicataria provisional la empresa ELECNOR S.A.


La oferta que ha resultado vencedora cuenta con los siguientes datos dentro de su oferta:


Porcentaje de ahorro energético: 82,58%

Ahorro Energético: 5.149.775,59KWh/año

Inversión en mejora, sustitución y renovación de instalaciones: 5.364.659,63 €

Plazo ejecución de las obras: 9 meses

Tiempo de duración del contrato: 15 años

Importe anual del contrato: 866.242,33€

Reducción de CO2: 1.853.919,21 KgCO2/año


Durante los próximos 15 días hábiles la empresa Adjudicataria tendrá que presentar la documentación administrativa que establecen los pliegos, una vez presentada habrá 10 días para elevar a definitiva la adjudicación y tras estos trámites durante los siguientes 30 días naturales se deberá formar el contrato.

 

Por lo tanto a lo largo del mes de Septiembre se iniciarán las obras de sustitución, mejora y renovación del alumbrado público de los 155 núcleos de población pertenecientes a los 63 pueblos integrantes del proyecto.


Estas obras van a suponer la sustitución de 15.241 luminarias existentes por otras de última generación de tecnología LED. Que además según la oferta ganadora supondrá la instalación de la tecnología más puntera existente en la actualidad con una fiabilidad y eficiencia por encima de la inmensa mayoría de las existentes en el mercado.


Pero además de ello supondrá la renovación y adecuación de 258 cuadros de mandos, así como la de cientos de kilómetros de tendido eléctrico.


La empresa adjudicataria llevará a cabo la instalación de sistemas de control remoto, (Tele‐ gestión) que conllevará el control informático de las instalaciones de alumbrado, permitiendo con ello un mayor ahorro y eficiencia y sobre todo una importantísima mejora de las prestaciones a los ciudadanos, ya que asegura la localización de cualquier tipo de avería de manera instantánea y su reparación en 24 horas.


De la misma manera la totalidad de las instalaciones serán inspeccionadas, adecuadas y legalizadas por la empresa adjudicataria y se asegura el mantenimiento de la legalización de la totalidad de las instalaciones durante los 15 años de vigencia del contrato, llevando a cabo, la empresa adjudicataria, cualquier adecuación que sea necesaria para ello. Este aspecto resulta de vital importancia para los pueblos, como así lo han manifestado durante el proceso todos los ayuntamientos.


Por supuesto la empresa adjudicataria está obligada a garantizar totalmente la instalación durante la duración del contrato.


Dentro de las características a destacar de la oferta ganadora del concurso y adjudicataria provisional del contrato, es el hecho de que a partir de la firma del contrato la subida de la parte del precio de la luz se realizará a los pueblos “solamente” sobre la electricidad realmente consumida a partir de ese momento, es decir solamente sobre el 17,42 % de lo que estaban consumiendo actualmente, por lo tanto consiguiendo un importantísimo ahorro inmediato para los pueblos, teniendo en cuenta lo que ha sucedido en los últimos años.


Dentro del Contrato la empresa adjudicataria se ha comprometido oficialmente a que el
montaje de al menos el 40% de la totalidad de las luminarias que se van a sustituir será realizado por personal perteneciente a los pueblos integrantes de la AECT DUERO DOURO, lo que sin duda supondrá un importante apoyo a la economía de nuestra zona y a la creación o mantenimiento de empleo en nuestros pueblos. De la misma manera se han comprometido a contratar personal de nuestros pueblos para el mantenimiento durante los 15 años de duración del contrato.

 

Finalmente hay que destacar que la oferta ganadora, incorpora la tecnología más puntera existente en el mercado y con la garantía de marcas de reconocido prestigio y de primer orden, a la vez que por supuesto garantizan el cumplimiento de las exigencias tanto legales como técnicas del Ministerio de Industria y del Comité Español de Iluminación, por lo tanto dando un salto cualitativo al colocar las instalaciones de nuestros pueblos al frente de las instalaciones eficientes del país.


La AECT Duero‐Douro desarrolla este proyecto en colaboración con el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) del Ministerio de Industria y con el EREN (Ente Regional de la Energía) de la Junta de Castilla y León. Ambas Administraciones, junto con el Comité Español de Iluminación (CEI) y la AECT han contado con representantes en la mesa de diálogo competitivo que ha llevado a cabo la valoración de las ofertas presentadas y finalmente la adjudicación a la de mayor puntuación.


El objetivo inicial de la AECT era conseguir al menos un ahorro del 40% del consumo del alumbrado público, habiendo conseguido con la oferta seleccionada sobrepasar el 82% en ahorro energético, prueba evidente de la apuesta por la eficiencia de los pueblos integrantes de la AECT DUERO DOURO.


Finalmente resaltar que todos los pueblos integrantes de este proyecto consiguen ponerse al día del cumplimiento de la normativa Europea que obligará a todos a retirar las luminarias de mercurio a partir del año 2015. Más del 70% de las luminarias actuales son de mercurio por lo que se consigue que los pueblos no tengan que realizar un desembolso tan grande como iban a tener que realizar para cumplir la normativa.