Drew Barrymore se divorcia por tercera vez

INSTAGRAM

Parece que Drew Barrymore y el matrimonio no son muy compatibles. El anuncio este fin de semana de su separación de Will Kopelman así lo confirma, pues ya van tres procesos de divorcios para la actriz de 41 años. 

La intérprete hacía su primera aparición pública el pasado sábado en el Pebble Beach Food & Wine Festival, celebrado en California, y por lo que vemos la ruptura es agua pasada para ella, que se mostró tranquila y sonriente ante las cámaras que cubrieron el acto.


Solo tres años le ha durado el amor a la productora estadounidense con el actor y padre de sus dos hijos, Olive y Frankie, de tres y un año de edad. Nadie podía presagiar esta separación, la polifacética estrella de Hollywood parecía haber encontrado en el joven intérprete al amor de su vida. Sin embargo, y a pesar del mal trago que siempre supone un divorcio, Drew ha incrementado su actividad en actos y en las redes sociales, quizá con la intención de tener la mente ocupadaa. Hace poco más de tres días, la orgullosa mamá compartió una instantánea de su nuevo tattoo, una dedicatoria a sus hijos realizado en la parte interna de su muñeca derecha.

Su matrimonio con Will es el más largo de los tres. En 1994, con tan solo 19 años, la artista se casó con Jeremy Thomas, propietario de un bar, con el que no superó los tres meses de matrimonio. Siete años después conoció al actor Tom Green, con el que pasó por el altar en julio de 2001 y firmó el divorcio 15 meses después.