Down Ávila homenajea a la ciudad de Ávila en su calendario 2015

Foto: Antonio S. Sánchez

Para los ejemplares de este año se ha querido hacer un guiño a la ciudad por la celebración del V Centenario de Santa Teresa y por abrir sus puertas para la celebración del XIV Encuentro de Familias de Niños con Síndrome de Down.

El Centro de Exposiciones y Congresos ‘Lienzo Norte’ de la capital abulense ha acogido la presentación del calendario solidario 2015 de Down Ávila, que este año cuenta como protagonistas con niños son síndrome de Down de toda España posando con trabajadores de la asociación en nuestra ciudad.

 

Para la edición de este próximo año, cuya idea vuelve a ser por octavo año consecutivo de la creativa Esther Martín, se ha fotografiado a los chicos y sus cuidadores con bicicletas, en unos retratos en blanco y negro, que vienen acompañados de viñetas ilustradas con monumentos de Ávila y viñetas con relatos de la periodista Lola López Contreras, una forma gráfica de mostrar un paseo de todos ellos por la ciudad sobre las dos ruedas.

 

Según explicó la presidenta de la Asociación Down Ávila, Pilar Florencio, “este año hemos querido hacer un homenaje a nuestra ciudad, por la celebración del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, y por abrir este año las puertas a toda España a través del XIV Encuentro de Familias de Niños con Síndrome de Down”, un homenaje, que “hacemos con un recorrido por toda la ciudad”.

 

Este año se han editado un total de 6.000 unidades de los calendarios que volverán a venderse al precio de seis euros y podrán adquirirse en diferentes lugares de la capital abulense, como es el caso del Centro Comercial El Bulevar, las oficinas de Bankia, la sede de Down Ávila o la Universidad Católica de Ávila, entre otros.

 

Por su parte, Esther Martín, diseñadora del calendario junto a un equipo formado por Dani Guerrero y David Gramage en el tema fotográfico y Rubén Miján para la ilustración y la maquetación, destacó el proceso de elaboración del calendario, en el que “tratamos que los chicos disfrutaran, que fueran un momento de felicidad para ellos en el que se sintieran protagonistas e importantes, porque eso es una alegría para nosotros y un enriquecimiento personal”.