Dos relojes atómicos de iterbio mejoran diez veces la exactitud

Son capaces de marcar el tiempo de manera perfecta por un tiempo igual a la edad del universo.

Dos relojes experimentales basados en átomos de iterbio han marcado un nuevo récord de estabilidad, actuando como "péndulos" del siglo XII y siendo capaces de marcar el tiempo de manera perfecta por un tiempo igual a la edad del universo, según ha informado el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de los Estados Unidos (NIST, por sus siglas en inglés).

  

Los físicos del organismo han confirmado este martes que los relojes de iterbio son más estables que cualquier otro reloj atómico, y han explicado que esto puede medirse comparando la precisión con que cada marcaje de tiempo coincide con la duración del siguiente.

  

Así, según han declarado, la diferencia de duraciones entre los marcajes que producen estos relojes son inferiores a dos partes de cada 1 trillón (10 elevado a 18) y mejora en diez veces los resultados publicados de otros relojes atómicos construidos hasta ahora.

  

"Esta ruptura tiene la capacidad de producir significantes consecuencias, no solamente en la medición del tiempo, sino también en un amplio espectro de sensores, midiendo cantidades que tienen minúsculos efectos el la medición de los relojes atómicos, incluyendo aspectos como la gravedad, los campos magnéticos y la temperatura", según ha explicado el NIST.

  

La organización también ha calificado el hito como un "gran paso" en el camino hacia la próxima generación de relojes atómicos que se están desarrollando en el mundo entero.

  

La estabilidad de los relojes de iterbio abrirá además la puerta a aplicaciones prácticas de  medición del tiempo "de alto rendimiento", según han destacado los físicos del NIST y el co autor de la innovación, Andrew Ludlow, que han explicado que cada uno de estos dispositivos están basados en cerca de 10.000 átomos enfriados a -273 grados celsius y atrapados en una celosía de rayos de luz láser.

 

Asimismo, han señalado que otra de las ventajas del nuevo reloj es que es capaz de aportar sus mejores resultados "muy rápidamente" ya que para obtener estos resultados en el actual estándar de tiempo a nivel civil era necesario calcular el promedio de 400.000 segundos (casi cinco días), mientras que los relojes de iterbio son capaces de hacerlo en cerca de 1 segundo de media.

  

Así, "dado el alto nivel de estabilidad de estos dispositivos, se podrá medir con rapidez extrema y, en muchas ocasiones, en tiempo real, lo que podría ser importante en aplicaciones de cambio constante como el medio ambiente", según han indicado.