Dos pakistaníes son detenidos en Ávila por suplantación en los exámenes de conducir

La Guardia Civil de Ávila ha detencido a dos ciudadanos pakistaníes que se dedicaban a realizar las pruebas de conocimiento para la obtención del Permiso de Conducir de la clase B en la Jefatura Provincial de Tráfico de Ávila suplantando las identidades de aquellas personas que se examinaban.

Según han informado desde la Guardia Civil, el principal método utilizado para superar los exámenes era valerse de personas de rasgos físicos similares, para que se presentaran a las pruebas simulando la identidad del aspirante.

 

En los casos en que existían indicios suficientes de la existencia de suplantadores, se procedía  a realizar exhaustivas comprobaciones, y dado los altos grados de similitud física entre el verdadero aspirante y su “doble”, tras un completo estudio lofoscópico o análisis de las huellas dactilares finalizaban con la verdadera identidad del sujeto.

 

Así, el GIAT (Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico), del Subsector de Tráfico de la Comandancia de Ávila detuvo el pasado día 22 de julio a dos ciudadanos origen pakistaní que poseían permiso de residencia español, por un supuesto delito de falsedad documental y usurpación de estado civil, cuyas  diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción.

 

Se da la circunstancia que los examinados residían en provincias tan distantes como Barcelona y no hablaban castellano, solicitando la realización de las pruebas en castellano.

 

En el curso de estas investigaciones se detectaron a otros tres ciudadanos de origen también pakistaní y otro de nacionalidad rumana que utilizaban sofisticados medios de transmisión de imágenes y sonido para superar la prueba de conocimiento, concretamente dos teléfonos móviles con microcámaras, microauriculares inalámbricos, pulsadores y cinturón de sujeción, así como la adaptación de las prendas de vestir para simular y utilizar los medios citados.