Dos jóvenes indias inventan el pantalón antiviolación

El invento podría ser clave en un país en el que se registra una violación cada 22 minutos, según las cifras oficiales.

Dos jóvenes indias han inventado un pantalón antiviolación que incluye un dispositivo electrónico que envía una alerta a la comisaría de Policía más cercana en caso de ser activado por la portadora. El invento podría ser clave en un país en el que se registra una violación cada 22 minutos, según las cifras oficiales.

  

La idea es de Diksha Pathak, de 21 años, y Anjali Srivastava, de 23, originarias de la ciudad de Varanasi, en el norte del país y gracias al apoyo de las autoridades el invento va a ser probado a partir de julio en esta región. Ya hay casi 200 comisarías que cuentan con receptores que muestran la ubicación exacta de la víctima de la agresión para poder así responder con la mayor celeridad posible, informa el diario indio 'Deccan Chronicle'.

 

 Pathak ha destacado la ayuda de su amiga, Srivastava, estudiante de electrónica, para hacer realidad su idea y el resultado es un pantalón que cuesta menos de 250 rupias (poco más de tres euros). La batería del dispositivo dura unos tres meses.

  

Diputados a nivel nacional han manifestado su intención de apoyar la expansión de la iniciativa a todo el país si las pruebas demuestran la eficacia de estos pantalones antiviolación.

  

Pathak y Srivastava idearon estos pantalones tras una ola de brutales agresiones sexuales contra mujeres con ataques como el que en mayo costó la vida a dos niñas de 12 y 14 años en una aldea del estado de Uttar Pradesh. Las niñas fueron violadas en grupo y linchadas hasta la muerte.

  

"Llevábamos mucho tiempo pensando en este dispositivo. Mi padre se preocupa mucho cada vez que llego tarde a casa", ha explicado Pathak, estudiante de ciencias hija de un taxista. "Estas horrorosas violaciones en grupo a mujeres de las que tanto se ha oído hablar últimamente nos conmocionaron de verdad a mí y a mi compañera. Ójala que ninguna otra mujer tenga que sufrir gracias a nuestras prendas", ha argumentado.