Dos hombres permanecen desaparecidos desde finales de junio tras salir a navegar desde Torrox

Dos hombres de 24 y 30 años, respectivamente, permanecen desaparecidos desde el pasado 27 de junio, día en el que, según aseguran sus familias, salieron a navegar juntos en una embarcación de recreo desde un varadero del municipio malagueño de Torrox y no volvieron a tener noticias sobre su paradero.

Fuentes de las familias han informado a Europa Press de que los desaparecidos son Joaquín Espinosa Ruiz, un joven de 24 años residente en La Línea de la Concepción (Cádiz), "de complexión fuerte, pelo moreno y 1,90 de altura"; y Antonio Jesús Moyano Pérez, un vecino del municipio malagueño de Vélez-Málaga al que, al parecer, el primero iba a comprarle el barco.

Maribel Ruiz, la madre de Joaquín, ha explicado que los dos hombres salieron a probar la embarcación y que, al no regresar, la familia dio la voz de alarma y Salvamento Marítimo inició la búsqueda, peinando el Mar de Alborán y la costa andaluza "llegando incluso hasta Valencia", aunque sin obtener ningún rastro del barco y sus tripulantes.

"No pidieron auxilio, ni con bengalas ni por radio, y lo más extraño es que la señal de la radiobaliza, que nunca se pierde, en este caso se ha perdido", ha relatado Ruiz, quien ha detallado que la embarcación es una 'swift-craft' fueraborda con matrícula de Málaga, de entre siete y ocho metros de eslora, con cabina azul y toldilla blanca y bautizada con el nombre de 'Poyoyo'.

Ruiz, que incluso ha viajado a Marruecos ante la posibilidad de que una avería y las corrientes hubieran hecho derivar la embarcación hacia la costa marroquí y su hijo y su acompañante se encontraran allí, ha reconocido que está "desesperada" y que baraja "todas las posibilidades", aunque se ha mostrado "segura al 100 por 100 de que Joaquín está vivo".

"Puede estar en cualquier sitio, desorientado, en alguna playa o algún puerto, por lo que pido a la gente que se fije, que es una persona llamativa, de más de 1,90 de altura, por lo que es fácil que llame la atención", ha señalado la madre, para quien este caso "es muy extraño, pues un barco de estas características no desaparece así como así". "No sé lo que está pasando, sólo quiero saber dónde está mi hijo", ha insistido.

En términos similares se ha expresado María Esther Martín, la esposa de Antonio Jesús Moyano, quien ha explicado que su marido tenía intención de vender la embarcación, que Joaquín lo llamó para verla y comprarla, que ambos salieron a probarla desde el varadero de Torrox-Costa el 27 de junio "y desde entonces no sabemos nada de él".

"No lleva el móvil encima, ni he podido contactar con él de ninguna forma desde aquel día, pese a que lo he intentado por cielo y tierra, preguntándole incluso a sus amigos por si alguna vez les hubiera comentado que tuviera intención de marcharse", ha detallado Martín.

La esposa del desaparecido ha afirmado que Antonio Jesús "apenas salía con el barco" --de hecho, el verano pasado sólo lo sacó "un par de veces" para dar un paseo con sus tres hijos--, y ha relatado que, cuando lo hacía, "nunca pasaba más de un día en el mar". Ante la falta de noticias sobre el paradero de su marido, ha pedido la colaboración de cualquier persona que pueda saber dónde están, "pues esto es un sinvivir".

Los familiares han hecho un llamamiento para localizar a los dos hombres y han pedido que cualquier persona que pueda aportar alguna pista sobre su paradero se ponga en contacto con el teléfono 666925262.