Dos héroes en la Guardia Civil de El Barco de Ávila

Guillermo y Juan Diego han salvado seis vidas en los últimos meses

Dos Guardias Civiles del Puesto de El Barco de Ávila auxilian a dos personas intoxicadas. Los mismos efectivos en los últimos meses han evitado el suicidio de una persona en el mes de octubre, auxiliaron a otras dos personas intoxicadas por monóxido en el mes de diciembre. El pasado 28 de febrero también auxiliaron a una mujer de parto incomunicada por la fuerte nevada

El pasado día 8 de marzo de 2013 dos efectivos del puesto de la Guardia Civil de Barco de Ávila auxiliaron a dos personas afectadas por intoxicación de monóxido de carbono. Tras la llamada recibida en la Central COC de la Guardia Civil de Ávila alertados por el 112, dichos efectivos se trasladaron hasta un domicilio de Santiago de Tormes (Ávila), en el se encontraban dos personas de 60 y 58 años de edad intoxicadas, a los que estuvieron atendiendo hasta la llegada de los servicios sanitarios siendo evacuados al Hospital Nuestra Señora de Sonsoles en Ávila.

 

Se da la circunstancia de que estos dos Guardias Civiles son los mismos que en la madrugada del día 28 de febrero auxiliaron a una mujer de parto que se encontraba aislada por la nieve a la que tuvieron que evacuar en vehículo oficial hasta las afueras de la localidad donde fue recogida por una ambulancia que la traslado hasta el Hospital de Salamanca donde dio a luz a una niña.

 

Igualmente los mismos miembros del Cuerpo, a las a las 03:10 del día 28 de diciembre de 2012, auxiliaron a dos personas también intoxicadas por monóxido de carbono en la localidad de Becedas (Ávila) que se encontraban en el domicilio con un brasero de carbón, para ello accedieron al interior de la vivienda, consiguiendo sacar a las personas fuera del domicilio para que fueran atendidas por los servicios médicos con grave riesgo para su integridad física debido a la alta concentración de monóxido de carbono.

 

También consiguieron evitar el suicidio de una mujer en Casas de la Vega (Ávila) el pasado 26 de octubre del 2012, esta mujer mando un mensaje a su ex pareja avisándole de que se iba a suicidar, por lo que alertados estos efectivos se trasladaron hasta el domicilio accediendo al interior para poder auxiliarla, encontrándola desvanecida junto a una caja de pastillas vacía y una botella de una bebida alcohólica. Siendo posteriormente atendida por facultativos del centro de salud de El Barco de Ávila y trasladada hasta Hospital Nuestra Señora de Sonsoles.

 

En todas sus actuaciones han demostrado una gran profesionalidad logrando en un corto espacio de tiempo auxiliar e incluso salvar la vida de 6 personas.