Dos estudios sobre el dolor crónico, reconocidos en la USAL con el Premio a la Investigación en Dolor 2015

Imagen de la ceremonia en la Universidad de Salamanca

La Cátedra Extraordinaria del Dolor de la Universidad de Salamanca y la Fundación Grünenthal celebran el acto de entrega del XVI Premio a la Investigación en Dolor.

El Paraninfo de la Universidad de Salamanca acogió, con motivo de la festividad de Santo Tomás de Aquino, el acto de entrega del Premio a la Investigación en Dolor 2015, convocado por la Fundación Grünenthal en colaboración con la Cátedra Extraordinaria del Dolor de la Universidad de Salamanca.

 

Este galardón tiene como objetivo reconocer y fomentar la investigación científica relacionada con este grave problema sanitario tanto en el ámbito epidemiológico como en el experimental, farmacológico o clínico, por lo que en esta edición se han otorgado dos premios: uno centrado en investigación básica y otro en investigación clínica. Ambos estudios están relacionados con la prevención y el abordaje del dolor crónico.

 

El estudio “Genetic and Clinical Factors Associated with Chronic Postsurgical Pain after Hernia Repair, Hysterectomy and Thoracotomy. A Two-year Multicenter Cohort Study”, liderado por el doctor Antonio Montes, jefe de sección de la Unidad del Dolor y Cirugía Ambulatoria del Hospital del Mar, ha recibido el premio en la categoría de investigación clínica, un trabajo que permite determinar la probabilidad de desarrollar dolor crónico tras una cirugía mediante una medición de riesgo fácilmente aplicable en la práctica clínica diaria.

 

“En contra de lo que se había pensado en los últimos años, los factores genéticos tienen menor importancia que los factores clínicos a la hora de desarrollar Dolor Crónico Post-Quirúrgico (DCPQ)”, ha explicado el doctor Montes.

 

Los autores de esta investigación esperan validar esta medición de riesgo en más pacientes y así poder ampliar las conclusiones a otras cirugías. “Si seguimos investigando en este línea, podremos determinar qué técnicas analgésicas aplicar durante todo el periodo perioperativo (antes, durante y después de la intervención) para disminuir la aparición de DCPQ”, comenta el premiado, quien además ha reconocido que esta distinción es un reconocimiento a los casi 4.000 pacientes y 170 investigadores que han participado en el estudio, y un aliciente para continuar con las líneas de investigación propuestas.

 

NUEVA ESTRATEGIA PARA LUCHAR CONTRA EL DOLOR CRÓNICO

 

El trabajo premiado en la categoría de investigación básica, con el título “AMPK phosphorylation modulates pain by activation of NLRP3 inflammasome”, ha demostrado el complejo papel del inflamasoma y el AMPK en la modulación del sufrimiento. En palabras de sus autores, los doctores Mario D. Cordero y Pedro Bullón, del grupo de Investigación Etiología y Patogenia Periodontal, Patología Oral y Enfermedades Musculares de la Universidad de Sevilla, este hallazgo supone “una nueva estrategia para luchar contra el dolor crónico”.

 

Los próximos pasos, tal y como ha descrito el doctor Cordero, se centrarán en profundizar las aplicaciones de este eje AMPK / inflamasoma en otras patologías, y en la búsqueda de otros compuestos que puedan modular el dolor. “Este galardón es una motivación para seguir trabajando con más fuerza”, ha concluido el investigador de la Universidad de Sevilla.

 

FUNDACIÓN GRÜNENTHAL

 

La Fundación Grünenthal es una entidad privada sin ánimo de lucro, con plena capacidad para obrar y recursos propios. Fundada en el año 2000, su actividad principal se desarrolla en el campo del dolor. La Fundación Grünenthal lleva a cabo distintas iniciativas de apoyo a la investigación, formación y divulgación científica y social, dirigidas a mitigar las repercusiones de sufrimiento y deterioro en la calidad de vida de los pacientes que padecen dolor. Además, sus proyectos tienen como objetivo atender las necesidades del sistema sanitario español, así como las de sus profesionales en el abordaje de este grave problema sanitario.