Dos campeones del mundo protagonizan un espectacular anuncio en un desguace de Benavente

Raga y Gómez, en una imagen del anuncio, rodado en un desguace de Benavente.

Los campeones del mundo de trial y enduro Adam Raga y Alfredo Gómez denuncian la persecución a la que son sometidos para poder entrenar. Lo hacen en un espectacular spot en el desguace de maquinaria más grande de Europa, que está en Benavente.

Los pilotos de trial y enduro Adam Raga y Alfredo Gómez han llamado la atención sobre las limitaciones para entrenarse en el campo en la campaña de Red Bull 'Pilotos, no piratas', en la que denuncian los problemas que tienen para introducir una moto de campo en su hábitat natural, algo prohibido en muchos casos. Adam Raga y Alfredo Gómez se han desplazado al mayor desguace de maquinaria de Europa en Benavente (Zamora) para rodar un anuncio, en el que son perseguidos por entrenarse fuera de los caminos de tierra, lo que les ha obligado a buscar alternativas como 'Red Bull Scrapyard'.

 

Así, Raga y Gómez se han adentrado en el corazón del desguace de maquinaria más grande de Europa y demuestran lo que son capaces de hacer con sus motos rodeados de viejas máquinas repartidas en sus 230.000 metros cuadrados.

 

"Está prohibido ir en moto por prácticamente todos los sitios que no sean carreteras, así que la situación es muy complicada. La práctica abusiva no es buena, pero creo que tampoco tiene sentido que no puedas circular por fincas privadas, cortafuegos o senderos abandonados", comenta Gómez. Raga también considera "muy injusto" que mucha gente piense que "casi" son unos "delincuentes". "Que vamos destrozando la montaña. Amamos la naturaleza y estamos cuando hay que ayudar. Además, una moto de trial hace un efecto mínimo", comentó Raga.

 

Desde hace años, la comunidad 'off road' ha reclamado una regulación para poder practicar su afición. "Me gustaría que se legislara, como la caza, por ejemplo, que cuenta con cotos en los que pagas una tasa y puedes practicarla", apuntó Gómez, ganador este año de la prueba de Hard Enduro más extrema del mundo: la Erzberg Rodeo. En su historia en el desguace, ambos pilotos huyen de las fuerzas de seguridad hasta el cementerio de maquinaria para entrenar, pero allí tampoco están a salvo pues son descubiertos por el vigilante del recinto. "Es el lugar más increíble en el que hemos montado en moto", dicen ambos pilotos.