Donde hubo fuego... relaciones amorosas que vuelven a prender

Reconquista es una de las palabras más oídas en el universo celebritero en este arranque de 2016. Según avanzan las semanas conocemos más parejas que dan el paso de darse una nueva oportunidad. 

¿Quién dice que las segundas oportunidades no existen en el amor? ¿Quién asegura que el tiempo no cura las heridas para poder empezar de cero? 

Sí, el destino es caprichoso cuando manejamos sentimientos y si no que se lo pregunten a Madonna y a Sean Penn, que se han reencontrado 30 años después de su divorcio. A pesar de todo lo publicado, dicho e insinuado en estas tres décadas alrededor de un matrimonio que estuvo rodeado de la polémica por presuntos malos tratos del actor, desmentidos categóricamente por la reina del pop, la química que les atrajo en 1985 resurge. 

 

Les vimos juntos, muy juntos, en la Gala por Haití que patrocina el intérprete de 53 años y es probable que esa imagen se repita. Ambos atraviesan momentos delicados, él por su controvertido encuentro con ‘El Chapo’ y la consecuente detención del capo más buscado del mundo, y ella por la decisión de su hijo Rocco de vivir con su padre, el director Guy Ritchie. Se necesitan y los hijos de la estrella musical parecen estar encantados con el realizador estadounidense. 

 

Hace justo un año la maquilladora Jillian Fink presentaba una demanda de divorcio por diferencias irreconciliables con Patrick Dempsey, tras 15 años de matrimonio y tres hijos en común. La sospecha de la infidelidad del actor con una empleada de la factoría Shondaland fue el detonante de una de las rupturas más inesperadas de Hollywood. Su personaje en Anatomía de Grey fue fulminado de un día para otro ante la perplejidad de los millones de fans del ‘doctor macizo’. 


Pero como dice La fuerza del destino de Mecano, el invierno viene frío, y París fue la ciudad elegida por ambos para darse una nueva oportunidad que tres meses después parece que va bien encaminada. Hace pocos días, la estrella televisiva acompañaba a su todavía esposa en la entrega de los Premios Image Maker, en los que la maquilladora de Los juegos del hambre fue reconocida, y un día después celebraban el 50 cumpleaños de él en la que podría ser su nueva residencia cerca de Salt Like City. 

 

Las segundas oportunidades no son un coto reservado a los cincuentones. El amor no entiende de edades y ahí están Miley Cyrus y Liam Hemsworth para demostrarlo. Otra de las reconquistas más sonadas es la de la cantante de 23 años y el actor de 26. Dicen que empezó en Australia, donde la niña rebelde de la musica se presentó para despedir el 2015 en compañía del que fue su prometido hasta 2013 y la familia de este. 

 

Unas fotografías junto a su cuñada, Elsa Pataky, en un festival musical así lo atestiguan, como los testimonios del beso que se plantaron en los labios cuando 2016 inauguraba sus primeros segundos. El entorno de la estrella musical afirma que ella está dispuesta a intentarlo de nuevo y se ha visto un anillo sospechoso en su mano izquierda. ¿Señal de que retoman el compromiso? 

 

El pasado 7 de enero, el piloto de motocross Carey Hart colgaba una emotiva imagen junto a su esposa, la cantante Pink, y su hija, a la que acompañaba un mensaje de agradecimiento a su mujer por su noveno aniversario juntos. Pero no siempre esta historia de amor, que empezó en Filadelfia en el año 2001, fue de colores. 

 

Dos años después de contraer matrimonio en Costa Rica, la artista anunciaba la separación de la pareja. Pero en el verano de ese mismo año, 2008, un trágico accidente les volvió a unir. La muerte del hermano de Hart, también piloto de carreras, durante una competición deja totalmente hundido al marido de la compositora. Un punto de inflexión doloroso del que su vínculo salió reforzado y que se vio bendecido en junio de 2011 con la llegada de la pequeña Willow Sage Hart. 

 

Igual de bien les sentó el respiro de cuatro meses a Jessica Biel y Justin Timberlake en 2011, cuando anunciaron la ruptura de su noviazgo de cuatro años. Pocas semanas aguantaron y no solo volvían a retomar lo suyo, sino que el cantante daba el paso de pedirle matrimonio un año después. 


    Un caso similar, pero menos conocido, es el de Rachel Bilson y Hayden Christensen, una de las parejas más atractivas de la meca del cine, pero más discretas en cuanto a su vida privada. El cine tuvo la culpa de lo suyo, en concreto la película Jumper. 

 

En 2012, los novios decidieron distanciarse para poder abordar sus respectivas carreras profesionales, pero apenas les dio tiempo a enfriar los suyo y en octubre de 2014 anunciaban la llegada a sus vidas de Briar Rose, una princesa que ha reportado equilibrio al canadiense y a la californiana. 

 

El pasado 5 de enero, Jennifer López acudía al show de Ellen DeGeneres, donde confirmaba haber retomado su historia de amor con Casper Smart, tras su sonada ruptura de 2014 por una presunta infidelidad del bailarín. En plena promoción de su residencia en Las Vegas, que arrancará el 20 de enero en el Planet Hollywood, la polifacética artista se mostraba encantada con su chico. 

 

La historia de amor saltó a la prensa en noviembre de 2011, tras el doloroso divorcio de López del cantante Marc Anthony, padre de sus mellizos. Cuatro después y con la experiencia que dan tres matrimonio fallidos, la estrella musical prefiere disfrutar de un noviazgo eterno. 

 

Otro de los reencuentros más sonados de la última semana tiene como protagonistas a la modelo del momento, Kendall Jenner, y al cantante de One Direction, Harry Styles. Los dos jóvenes fueron fotografiados muy acaramelados, dedicándose todo tipo de besos y caricias, durante unas vacaciones conjuntas en Islas Antillas en Fin de Año. 

 

El entorno más cercano a la pareja admite la ilusión con la que viven esta reconciliación dos años después de protagonizar un breve y apasionado romance, que se vio truncado por la distancia. Parece que hay disposición por parte de ambos de compartir sus respectivas residencias en Los Ángeles e Inglaterra y pasar más tiempo juntos. 

 

La realeza no es inmune a los antojos del querer. Kate Middleton y el príncipe William, sin lugar a dudas la pareja real que más simpatía genera en el mundo, estuvieron unos meses separados en 2007, cuatro años después de que su historia de amor empezara en un desfile benéfico en el Hotel St. Andrews Bay, en el que ella lució un vestido transparente que dejó noqueado al hijo mayor del príncipe Carlos. 



Nunca hubo una explicación oficial, pero en los mentideros de palacio se comentaban los miedos de él al compromiso y la necesidad de salir con otras mujeres. Poco le duraron aquellas dudas porque en julio de ese mismo año se reencontraron en un homenaje a Diana de Gales, que les ha unido hasta la fecha y del que han nacido Jorge y Charlotte. 

 

Terminamos en casa con una de las parejas más guapas: Cayetano Rivera y Eva González. Nadie daba un duro por la reconciliación del torero y la presentadora en el verano del año 2014, pero su reciente boda en Mairena de Alcor acalla cualquier tipo de insinuación en contra. En noviembre de 2013, los novios ponían fin a la relación después de cuatro años de noviazgo y tras protagonizar una sonora bronca en Atocha ante la perpleja mirada de los cámaras de las agencias. 

 

La ruptura fue dolorosa para ambos. Él se embarcó en una vuelta al mundo y a ella se la empezó a relacionar con su compañero de Masterchef, el cocinero Jordi Cruz, pero la sevillana y el madrileño jamás perdieron el contacto y hay quién afirma que hubo algún encuentro clandestino en Ronda, detonante de la convicción de que estaban hechos el uno para el otro.