Doña Jimena acusa la "incertidumbre" del proceso concursal y sus ventas navideñas caen "en torno a un 50%"

La fábrica de dulces Doña Jimena, ubicada en Alcaudete (Jaén), está acusando la "situación de incertidumbre" generada por el concurso de acreedores en el que se encuentra inmerso Productos J. Jiménez desde finales de 2011, de modo que sus ventas navideñas han caído "en torno a un 50 por ciento" con respecto a la campaña pasada.



ALCAUDETE (JAÉN), 20 (EUROPA PRESS)



Así lo han indicado este jueves a Europa Press desde la firma turronera Almendra y Miel, propietaria de marcas como El Lobo y 1880, que gestiona el grupo jiennense (en el que se integra la planta alcaudetense) en virtud del acuerdo que ambas compañías firmaron en julio del año pasado y que ha hecho posible mantener la producción.

"Hemos podido continuar la actividad y suministrar los productos a los clientes, si bien es verdad que esta situación de incertidumbre por el proceso concursal repercute en las ventas ante las dudas que puede crear sobre pedidos", han explicado para apuntar que se ha fabricado "aproximadamente un 50 por ciento de lo que se elaboró el año pasado en estas fechas".

En este sentido, han expresado su voluntad para que el procedimiento por el que la matriz de la empresa alicantina, Confectionary Holding, pretende hacerse con los bienes de la firma jiennense "termine lo antes posible" con un "resultado positivo" con el objetivo de centrarse en su verdadero trabajo: "fabricar dulces y hacer con ellos felices a los ciudadanos, que es de lo que se trata".

Y es que, como han recordado, su interés por Doña Jimena "obviamente existe" y se refleja en que han presentado una nueva oferta para adquirir su unidad productiva en el marco de la liquidación de Productos J. Jiménez. Según ha concretado, hubo un primer plazo para la venta que, sin embargo, no se llegó a materializar y ahora se está en el segundo periodo, al que han vuelto a concurrir sin que sepan si hay o no ofertas de otras empresas sobre la mesa.

Si volviera a quedar desierta al entender los administradores concursales que las propuestas no se adaptan a las condiciones marcadas, habría un tercer plazo aunque ya a la mejor oferta, según han manifestado desde Almendra y Miel aunque sin profundizar en un asunto en el que "los abogados son los que están en acción".

Mientras tanto, están "preocupados y ocupados" por que Doña Jimena "siga con actividad y se pueda estar tranquilos y con cierta estabilidad". En ese marco de normalidad por el que abogan se enmarca, por ejemplo, la comida de Navidad de este mismo jueves en la que responsables de la turronera alicantina participan junto a los de la planta y el centenar de empleados con los que cuenta.