Doce estudiantes de la USAL desafían al mercado

Estudiantes, tutores y coordinadores de los proyectos TCUE-5 en la USAL (Foto:F.Rivas)

A pesar de las dificultades actuales, trabajarán durante los próximos meses en prototipos tecnológicos con los que pretenden hacerse un hueco en la industria actual

Un total de doce estudiantes trabajará hasta el próximo mes de septiembre en nuevos prototipos de I+D+i orientados al mercado, una tarea para la que cuentan con apoyo de los fondos TCUE-5 de la Junta de Castilla y León y de la Universidad de Salamanca (USAL).

 

En esta quinta convocatoria, dirigida a estudiantes de los centros de la institución académica que cuentan con proyectos fin de carrera o de fin de grado en sus estudios, una comisión de evaluación ha seleccionado a los participantes entre los 24 aspirantes, según ha explicado el coordinador del programa, Miguel Ángel Salinero.

 

El objetivo de este programa, que presentará los resultados obtenidos en el mes de octubre, es desarrollar actividades de transferencia de conocimiento en el proceso formativo del estudiante mediante la materialización y desarrollo de prototipos con posibilidades de “ser comercializados en el mercado”.

 

En esta edición, algunas de las iniciativas son una plataforma de control de un barco cebador para pesca deportiva, una nueva aplicación de compra electrónica para móviles, un sistema de seguimiento y clasificación de personas, un diseño de planta termoeléctrica de ciclo combinado alimentado con biogás obtenido a partir de deyecciones ganaderas o un reconocimiento de objetos ‘CAD 3D’.

 

Se desarrollarán ocho proyectos de la Facultad de Ciencias (alumnos de Ingeniería Informática, Ingeniería Técnica Informática de Sistemas), un proyecto de la Facultad de Ciencias Químicas ( un alumno de Ingeniería Química), dos proyectos de la Escuela Politécnica Superior de Ávila (alumnos de Ingeniería de la Tecnología de Minas y Energía y Máster en Geotecnologías Cartográficas en Ingeniería y Arquitectura) y un proyecto de la Escuela Politécnica Superior de Zamora ( un alumno de Ingeniería Mecánica).

 

Los beneficiarios contarán con un apoyo económico de 1.000 euros, además de colaboración y asesoramiento en creación de empresas y planes de negocio, junto a tareas de protección, desde la Universidad de Salamanca.

 

En las pasadas ediciones se han sumado, sin contabilizar los prototipos de la cuarta edición, la gestación de una empresa de realidad virtual del sector TIC, 21 iniciativas registradas, dos patentes y tres contratos de cesión de proyectos.