Djokovic acaba con un brillante Ferrer en cuartos de final

El tenista serbio Novak Djokovic, número dos del mundo, eliminó al español David Ferrer en los cuartos de final del Masters 1.000 de Roma, quinto de la temporada, tras un maratoniano encuentro que se resolvió por 7-5, 4-6 y 6-3 en dos horas y 31 minutos de partido.

Djokovic, campeón del Foro Itálico en 2008 y 2011, regresa a las semifinales tras imponerse al de Jávea en tres sets y se medirá al canadiense Milos Raonic por un puesto en la final. 'Ferru', por su parte, vuelve a quedarse en cuartos, de igual manera que ya hiciese el pasado curso tras quedar apeado ante Nadal.

El partido fue de altura por la brega del alicantino y el talento del balcánico, quién parece haber dejado atrás sus molestias en la muñeca a nueve días de que comience Roland Garros, el segundo 'Grand Slam' de la temporada. 'Nole', que chocó con un brillante Ferrer, pudo acabar con el español, que ya piensa en París.

El igualado primer set, que se adjudicó el de Belgrado por 7-5, acomodó a Djokovic, algo que aprovechó Ferrer --con su mejor tenis-- para igualar la contienda. El 6-4 para el español provocó los peores momentos de su rival, que fue de menos a más en la manga final.

Ferrer, muy sólido con su servicio, quebró el saque de Djokovic en tres ocasiones, pero no pudo hacerlo en el último acto, momento en el que la agresividad del serbio salió a relucir. Los puntos largos (algunos superaron los 40 golpeos) hicieron las delicias de la pista central de Roma.

Sin embargo, Ferrer no pudo aguantar la fortaleza de un Djokovic que --a la hora de la verdad-- agradeció no haber jugado en Madrid hace una semana y pudo, tras desperdiciar una bola de partido, cerrar su presencia en la ronda previa a la final, cumpliendo los pronósticos para medirse, si nada lo remedia, a Rafa Nadal por el título.