Dívar dimitirá previsiblemente la próxima semana

La polémica por sus viajes le ha llevado a esta situación
El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, se ha comprometido ante el Pleno extraordinario del órgano celebrado este sábado a adoptar una postura "rotunda y contundente" la próxima semana.

Ello ha sido interpretado por los vocales como una dimisión que previsiblemente se materializará antes del próximo jueves 21 de junio, una vez pasen los actos de celebración del Bicentenario de creación del Tribunal Supremo que preside el lunes el Rey.

La portavoz del órgano de gobierno de los jueces, Gabriela Bravo, ha leído un texto acordado unánimemente "conforme al sentido mayoritario de las opiniones que en él se han exteriorizado" por los 21 vocales del Consejo tras un debate de tres horas, que han puesto de manifiesto la pérdida de confianza en el actual presidente a cuenta de la polémica por los viajes de fin de semana cargados al CGPJ por valor cercano a los 28.000 euros.

Tras escuchar a unos 14 vocales manifestar esta pérdida de confianza, Dívar ha dicho textualmente que participa del criterio de todos los que han hablado y comparte que "la situación es insostenible". "Está bastante claro lo que quiero decir, y la próxima semana anunciaré una postura rotunda y contundente".

A la vista de esta manifestación, el Consejo ha acordado trasladar al Pleno ya convocado para el próximo jueves los dos puntos del orden del día de hoy. Así, primero se estudiará la propuesta de Margarita Robles, Félix Azón, Inmaculada Montalbán y Carles Cruz que instan su dimisión y, si no prospera, lo que ahora parece muy poco probable, se votará lo solicitado por José Manuel Gómez Benítez, el vocal que denunció la existencia de los viajes ante la Fiscalía, que es la promover su cese.

Seis piensan que debía haberse ido hoy
Los cinco vocales citados más Margarita Uría han emitido un voto particular concurrente en el que señalan que la dimisión debería haberse materializado hoy por las razones señaladas en el escrito que leyeron al inicio del Pleno, y en el que justificaban su petición en la necesidad de recuperar la "confianza de la sociedad en el sistema de justicia".

Durante la rueda de prensa posterior al Pleno, Bravo ha rechazado contestar de forma clara si las palabras del presidente podían interpretarse como una dimisión anunciada para la próxima semana, una vez concluyan los actos de celebración del Bicentenario del Supremo.

Esta celebración se inicia el lunes con un acto solemne en el Tribunal Supremo que está previsto que presida el Rey Juan Carlos, y el miércoles hay previsto un viaje a Cádiz de la Sala del Gobierno del Tribunal Supremo junto con los presidentes de Cortes Supremas iberoamericanas. El martes no hay previsto ningún acto de esta importancia, por lo que varios vocales especulan con que la salida se produzca ese día, según han confirmado a Europa Press fuentes del Consejo.

Al término del Pleno, Gómez Benítez ha señalado que el debate sobre la dimisión se traslada al próximo Pleno "en el caso de que no se haya producido la dimisión anteriormente".

"Hemos entendido que de acuerdo con el sentido mayoritario de pérdida de confianza el presidente tiene que adoptar una decisión contundente antes del próximo jueves -ha señalado- No hace falta decir más, todos hemos entendido lo que hemos entendido. Ha sido una decisión muy positiva y a nadie le cabe la menor duda de que antes del jueves se producirá la dimisión".

"Es un acuerdo al que se llega después de que la mayoría de las intervenciones manifestaran la pérdida de confianza en el presidente. A la vista de ellas, el presidente ha decidido que toma buena nota de la pérdida de confianza, sabe que la situación es insostenible y difiere su decisión sobre dimitir al próximo jueves", ha explicado, al ser preguntado por el acuerdo adoptado.