Dispositivo especial de Tráfico de vigilancia de motocicletas en la provincia de Ávila

La Jefa Provincial de Tráfico, Inmaculada Matías Fernández y el capitán de tráfico Manuel Aguilera en Las Navas del Marqués

Durante el día de hoy Tráfico ha puesto en marcha un dispositivo especial de vigilancia y concienciación de motocicletas en la provincia de Ávila. Se están viligando por las carretera las conductas arriesgadas y peligrosas, la velocidad y los adelantamientos.

Con motivo de la gran afluencia de motoristas en determinadas carreteras de la provincia se ha organizado para hoy, 27 de abril, un dispositivo especial de vigilancia y ordenación del tráfico en las vías con mayor afluencia de motoristas de la provincia.

 

En este operativo se realizará una vigilancia específica sobre:

 

 - Conductas arriesgadas y peligrosas
 - Uso del casco
- Controles de velocidad.
 - Controles de alcoholemia.
- Controles de adelantamiento con dos o más motocicletas en paralelo.
- Controles de rebasamiento de vehículos sin guardar la separación obligatoria.

 

Además de tratar de evitar la accidentalidad que padece este tipo de usuarios cuando se movilizan los fines de semana, el operativo también se dirige a concienciar a los motoristas sobre los peligros que entrañan  las prácticas de riesgo en la conducción.

 


El dispositivo contará con Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el helicóptero de la DGT que realizarán tareas de vigilancia en las carreteras con mayor presencia de motoristas.

 


EL ELEMENTO IMPRESCINDIBLE DEL MOTORISTAS

 

Teniendo en cuenta que tres de cada cuatro motoristas fallecen a consecuencia de heridas en la cabeza;  que el riesgo de sufrir una lesión cerebral se multiplica por tres, si el conductor o pasajero de motocicleta no lleva puesto el casco y que con el uso del mismo, la probabilidad de salir ileso aumenta en un 20%, el uso del casco no es una opción, sino una necesidad.

 

A pesar de que desciende significativamente los porcentajes de no utilización de casco desde 2003, todavía hay un pequeño porcentaje de motoristas que no hacen uso de este sistema de seguridad.

 

No llevar casco supone una sanción de 200 €, la retirada de 3 puntos del carné y la inmovilización de la motocicleta hasta que el conductor venga provisto de un casco.

 

Al margen del uso del casco, existen otros factores de vital importancia para la seguridad de los usuarios de motos. El cumplimiento de las normas sobre velocidad, alcohol, adelantamientos; el permiso de conducir, la documentación del vehículo en regla y llevar un equipamiento adecuada (guantes, mono, botas…) son sólo algunas de ellas.