Disminución de las ventas de automóviles en un 1'9% durante la primera quincena en Castilla y León

Coche híbrido en la Plaza de los Bandos de Salamanca.

Las ventas de turismos y todoterrenos en Castilla y León registraron un descenso del 1,9% en la primera quincena de septiembre, hasta situarse en 688 unidades, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA).

Esta tendencia rompe con la evolución que viene protagonizando el mercado de nuevos, que acumula ya doce meses de subidas consecutivas gracias a la ampliación sucesiva de las distintas ediciones del Plan PIVE. Las ventas a particulares, los principales beneficiarios de estos incentivos, aumentaron un 13,8% en la primera mitad de septiembre, con 11.915 unidades, lo que representa el 63% de las ventas totales del mercado.

 

Para Ganvam -que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas- los planes PIVE han actuado como un auténtico revulsivo para el mercado de nuevos como lo demuestra el hecho de que ya se hayan consumido prácticamente la mitad de los fondos previstos en el Plan PIVE 6 y que, de seguir a este ritmo de operaciones, se terminará en noviembre cuando la previsión era que los 175 millones de euros de dotación llegaran hasta final de año.

 

Los vendedores insisten en que es necesario garantizar la renovación inmediata del programa de ayudas para evitar que se retraigan las compras –a la espera de un posible nuevo plan- y se produzca un 'parón’ en el mercado, lo cual no sólo sería perjudicial para la demanda sino también para el rejuvenecimiento del parque pues estamos hablando de planes basados en el achatarramiento de los vehículos más vetustos.

 

En la actualidad, la mitad de los vehículos que circulan por nuestras carreteras superan los diez años, detrás de los cuales se localizan buena parte de los accidentes de tráfico pues un vehículo viejo tiene el doble de probabilidades de arrojar víctimas mortales que uno nuevo. La edad media de los vehículos achatarrados hasta la fecha con el PIVE 6 supera los 16 años de edad.

 

Con respecto al comportamiento del resto de canales, las ventas de alquiladoras aumentaron un 56,3% en la primera quincena de septiembre, con 1.105 unidades matriculadas; un síntoma más de la buena temporada turística que está marcando España y que le llevará probablemente a superar la cifra record de 60,6 millones de llegadas del pasado año.

 

Las compras por parte de empresas no alquiladoras también aumentaron, aunque más moderadamente, en un 9,8%, hasta las 5.812 unidades, animadas por la recuperación de los principales indicadores macroeconómicos que apuntan al inicio de la recuperación. Este crecimiento está en línea con las previsiones del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO), de Arval, según el cual, las empresas aumentarán sus flotas en un 10% en los próximos tres años, principalmente las grandes corporaciones donde dos de cada diez reconoce ya que lo hará.

 

Con esta tónica, las previsiones más optimistas de los vendedores apuntan a un cierre del ejercicio con un crecimiento del 21% y un total de 875.000 matriculaciones, lo que se producirá siempre y cuando se mantenga la recuperación del consumo y, lo más importante, se concatenen la sexta y séptima edición del PIVE.