Discriminación postiva para favorecer a la mujer rural

La ganadera Maribel Sánchez Vadillo

La ganadera Maribel Sánchez Vadillo, propietaria de Cabritos Maribel y miembro de la Junta Directiva de ASAJA de Ávila, y la ingeniero técnico agrícola y técnico de ASAJA de Ávila Rebeca García Sánchez, participaron el pasado mes de abril en Burgos en la primera reunión del proyecto regional impulsado por la Junta de Castilla y León para favorecer la incorporación de mujeres a los sectores agrario y agroalimentario.

Precisamente, a raíz del trabajo realizado en dicha reunión y en otras posteriores, la Junta de Castilla y León aprobó el pasado jueves las directrices para promocionar a la mujer en el sector agrario e implicarla en la dinamización del medio rural. Estas directrices conforman una guía de actuación y criterios con el fin de que en determinados ámbitos de los sectores agrario y agroindustrial se incorpore la perspectiva de género o una discriminación positiva a favor de las mujeres del medio rural, y están dirigidas tanto a los poderes públicos como a las organizaciones representativas de intereses plurales y entidades asociativas que participen en la definición y desarrollo de la política agraria.


ASAJA de Ávila comparte las medidas de política agraria que se vienen llevando a cabo en los últimos años de discriminación positiva para favorecer la incorporación de las mujeres y de los jóvenes al campo. Sin embargo, en el caso del apoyo en función del sexo femenino, ASAJA aboga porque sea sobre todo con medidas de ventajas fiscales y de cotización a la Seguridad Social, y no tanto de mayores apoyos económicos en la actividad agroganadera. La organización profesional agraria aboga, además,  por otros incentivos que no están directamente vinculados con la actividad agraria, pero sí con medidas de desarrollo rural que permitan la conciliación de la vida laboral en el campo con la vida familiar, medidas que ASAJA apoya y exige.