Diputados y senadores cobrarán más de 7.200 euros para 'pasar' los dos próximos meses

Diputados en el Hemiciclo

Buena parte de los parlamentarios ya se puede acoger a la paga de transición: un 'paro' de 54 días por 4 meses de trabajo, a razón de 2.800 euros de sueldo base más complementos hasta el día de las elecciones. Sólo hace falta no tener otro trabajo y pedirlo.

El trabajo en Congreso y Senado ha terminado, pero muchas de sus señorías van a seguir cobrando... y no precisamente poco. Será así gracias al régimen económico y social que tienen firmado y que les 'protege' de los cerca de dos meses que van a pasar entre la disolución de las Cortes este martes y el día de las elecciones, el próximo día 26 de junio. Basta con no tener otra actividad en la que darse de alta y solicitarlo a las cámaras, algo que pueden hacer a partir de este miércoles.

 

Según el reglamento de Congreso y Senado, sus señorías tienen derecho a determinadas percepciones cuando se disuelven las cámaras y en el caso de que cesen definitivamente. De entrada, decir que unos 400 de los más de 600 parlamentarios abandonan sus actividades ya que una parte se quedarán como integrantes de la Diputación Permanente; como miembros de este órgano, el que gestiona Congreso y Senado durante los períodoso entre elecciones, continúan cobrando sueldo y dietas, aunque la actividad sea escala o nula.

 

Al margen quedan los que no están en las diputaciones permanentes. Los diputados y senadores en esta situación cesan el día de la disolución de las Cortes, pero tienen derecho a una indemnización de transición: cobrar durante el período entre que se pone fin a la legislatura y se eligen nuevos representantes. Se les reconocen los 54 días que median entre la disolución y las elecciones, que les dan derecho a cobrar una indemnización en un solo pago equivalente a dos veces su sueldo.

 

Según el acuerdo tomado, se les pagarán lo equivalente a dos meses sumando sueldo (2.813 euros de asignación básica), dietas (1.800 para los de fuera de Madrid y 800 para los diputados por la capital) y complementos (cantidades variadas en función de si se es presidente o cargo en comisiones). Eso supone una paga mínima de más de 7.200 euros para pasar los dos próximos meses para los que sean de Madrid y cobren dieta y sueldo base; pero puede superar los 11.000 euros en el caso de aquellos que sean de fuera de la capital y tengan algún cargo en comisión.

 

Y, ¿qué requisitos son necesarios para acogerse a esta paga de transición? Basta con solicitarlo al Congreso o al Senado (tienen quince días desde este miércoles) y no tener otra actividad. Esto puede ser un problema para aquellos que han causado baja en otros cargos o que han renunciado a remuneraciones incompatibles.