Diputación pretende el reconocimiento como espacios naturales de varios lugares de la provincia

ARCHIVO.

La Diputación de Ávila ha presentado alegaciones a la nueva Ley de Espacios Naturales que impulsa la Junta de Castilla y León, al excluir de esta figura de protección el Pinar de Hoyocasero y las sierras de La Paramera y La Serrota.

Esta exclusión se produce 25 años después de que estos espacios de la provincia fueran incluidos en la anterior normativa, a la espera de que sobre ellos se aprobara un Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN).

 

En el caso del Pinar de Hoyocasero, que ocupa una superficie de 431,49 hectáreas, la Diputación ha recordado que este espacio pertenece a la Red de Áreas Naturales Protegidas (RANP), al ser Zona de Especial Conservación (ZEC) y, por lo tanto, parte de la Red Natura 2000.

 

La institución provincial ha propuesto que el pinar sea incluido en la Red de Espacios Naturales Protegidos, al existir un compromiso local por ir más allá de las obligaciones establecidas en las directivas Aves y Hábitats, de forma que se pongan en marcha sistemas de desarrollo socioeconómico basados fundamentalmente sobre la conservación de este espacio.

 

Es más, la Diputación de Ávila ha propuesto que la figura que corresponde al pinar es la de Reserva Natural, pues en este pequeño bosque de pinos, rodeado de robles, hay más de 500 especies botánicas no sólo propias de los sistemas ibéricos de montaña sino también propias del matorral mediterráneo y del área eurosiberiana. Es una joya botánica, pero también micológica, al albergar una treintena de especies de hongos.

 

En cuanto a las sierras de La Paramera y La Serrota, que se extienden por una superficie de 22.663,51 hectáreas, pertenecen a la Red de Áreas Naturales Protegidas (RANP) que contempla la nueva Ley de Patrimonio Natural de Castilla y León al ser Zonas de Especial Conservación.

 

En estos espacios, según las alegaciones presentadas, existe un conjunto de taxones biológicos que se pueden utilizar como bioindicadores del valor de este espacio, como plantas o mariposas únicas, pero también aves de montaña, como el pechiazul o el roquero rojo, de las más buscadas por los turistas ornitológicos. Otro de los grupos de gran valor faunístico que aquí se encuentran corresponde a las comunidades de rapaces, entre las que destacan el águila imperial, el elanio azul, el águila real, el halcón peregrino, el buitre leonado o el buitre negro.

 

Así, la Diputación de Ávila ha solicitado la máxima protección para ambos espacios y que se inicien los trámites para su inclusión definitiva en la Red de Espacios Protegidos de Castilla y León.